Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Salud reconoce una desviación presupuestaria de 406 millones

Boi Ruiz informa de que se ha reducido el presupuesto en el área sanitaria en 1.225 millones en solo dos años

Lunes, 22 de abril de 2013, a las 11:13

Boi Ruiz.

Redacción. Barcelona
La Consejería de Salud de la Generalitat ha asumido este jueves una desviación de 406 millones de euros en el gasto que había presupuestado para este 2012, y que finalmente ha ascendido a 9.162 millones de euros, frente a los 8.756 millones previstos en un principio y que constan en las cuentas de la Generalitat.

En una atención a los medios tras comparecer en la Comisión de Salud del Parlament, el consejero ha circunscrito esta situación "dentro del marco de déficit" que genera la Generalitat, y que en 2012 se ha situado en el 2,3 por ciento del PIB.
"Estamos reduciendo el déficit, no hemos llegado al equilibrio presupuestario", ha recordado, si bien ha destacado que los esfuerzos se están centrando en la reducción del mismo y los datos así lo demuestran.

De este modo, y tomando como referencia la evolución del gasto desde el año 2010, Salud ha reducido su presupuesto en 1.225 millones en solo dos años, cerca del 12 por ciento, un recorte que ha generado un aumento de las listas de espera pero que, en términos generales, no ha supuesto un descenso de la calidad del sistema ni mayores dificultades de accesibilidad, ha asegurado Ruiz.

Buena parte de este déficit que todavía se genera tiene que ver con la partida farmacéutica, ya que aunque en un principio Salud presupuestó 949 millones de euros para recetas este 2012, el gasto final ha sido de 1.451 millones, lo que no empaña la reducción del 14,3 por ciento que se ha producido en el gasto real en medicinas y de la que la Consejería está especialmente satisfecha.

"Ningún ciudadano ha dejado de tener presentaciones. Los resultados legitiman que el sistema sanitario tiene una capacidad enorme de adaptarse a situaciones difíciles", ha resumido el consejero en su comparecencia, asegurando que los datos hacen que la sociedad pueda sentirse orgullosa de su sanidad y de los profesionales que trabajan en ella.

Preguntado sobre el presupuesto de 2013, Ruiz ha asegurado que cuentan de partida con el ahorro que supondrá no pagar de nuevo una paga extra a los funcionarios, y ha asegurado que el ahorro en la microgestión de los centros no tiene mucho más recorrido, por lo que las ganancias en eficiencia tendrán que centrarse en "reordenar" servicios.