Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 04 de febrero de 2014, a las 12:55

Redacción. Barcelona
La Consejería de Salud de la Generalitat ha reabierto un quirófano del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona para reducir las listas de espera de cirugía cardiaca, que funciona diariamente por las tardes, ha anunciado el consejero Boi Ruiz en una pregunta parlamentaria.

Boi Ruiz.

Fuentes del centro han precisado a Europa Press que este quirófano funciona de lunes a viernes desde el mes de septiembre, por lo que ha tenido un "impacto notable" en el aumento de las cirugías, y ha añadido que la medida sigue vigente y está previsto mantenerla.

Se trata de una de las medidas puestas en marcha durante 2013 para reducir estas listas de espera, junto con el "aumento de la productividad" en el Hospital de Bellvitge y la derivación de pacientes desde este centro al Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona y al mismo Val d'Hebron, precisa el consejero en respuesa a la diputada del PSC Marina Geli.

Boi Ruiz reconoció en octubre del año pasado la necesidad de estabilizar el número de enfermos que requieren cirugía cardíaca, alegando que este colectivo padece inflexiones importantes a lo largo del año y tras evidenciar un aumento de estos pacientes al término del primer semestre.

Por ello, ha anunciado que estaba en elaboración un "plan de choque" para conseguir estabilizar estas inflexiones a finales de año, en coordinación con la Sociedad Catalana de Cardiología y la Sociedad Catalana de Cirugía Cardiaca.

En la respuesta parlamentaria publicada este martes, el consejero asegura que se ha comenzada a trabajar con esta sociedad científica en un plan de reordenación de esta especialidad que permita "adecuar la capacidad de respuesta al aumento del número de casos por la ampliación" de las indicaciones para pasar por quirófano.

Boi Ruiz indica, en todo caso, que en las cardiopatías graves que ponen en riesgo la vida de las personas, el sistema sanitario actúa con la celeridad necesaria para evitar riesgos, como atestiguan los códigos ictus e infarto.

El sindicato Metges de Catalunya (MC), mayoritario en la sanidad pública, alertó en mayo de que los hospitales Vall d'Hebron y Bellvitge acumulaban una lista de espera para cirugía coronaria de cerca de 16 meses, una cifra que el Instituto Catalán de la Salud (ICS) redujo en un comunicado posterior a 5,8 meses.

Según el ICS, sus hospitales realizaron en 2012 un total de 1.439 intervenciones de cirugía cardiaca, lo que supone un incremento del 4 por ciento respecto a 2011, y en el caso de estos dos centros, en 2012 se realizaron 458 operaciones en Bellvitge y 465 en Vall d'Hebron.