Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10

Salud incorpora dos equipos de última generación para cirugía de catarata

Destacan por una mejor gestión de la emisión de ultrasonidos

Jueves, 08 de enero de 2015, a las 11:26
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por el jefe de servicio de Oftalmología del Hospital San Pedro, José Luis del Río, ha informado de la adquisición de dos equipos de facoemulsificación de última generación para la cirugía de catarata, que se acaban de incorporar al equipamiento del Hospital San Pedro.

José Ignacio Nieto y José Luis del Río.

Esta nueva tecnología proporciona, respecto a los equipos existentes, mayor seguridad al paciente porque suministra una mejor estabilidad de la cámara anterior durante la cirugía y es menos agresiva. Destaca especialmente una mejor gestión de la emisión de ultrasonidos, y por lo tanto, resulta menos traumática para el paciente.

Hay que recordar que el único tratamiento posible y eficaz para eliminar la catarata es la cirugía, y no existen medicamentos o terapias que permitan su prevención o retrasen su aparición. La facoemulsificación consiste en quitar el cristalino opaco e implantar un lente intraocular artificial de materiales plásticos. Se realiza con una sonda ultrasónica equipada con una aguja hueca de titanio y que actúa como un cincel o escoplo sobre la catarata fragmentándola en partículas (facoemulsificación, que son aspiradas al mismo tiempo a través del conducto de la sonda de ultrasonidos

El Hospital San Pedro, ante la complejidad de la cirugía de catarata, siempre ha ofrecido un alto nivel de respuesta. La cirugía de cataratas, tras los partos, es el procedimiento quirúrgico más frecuente en el Hospital, con una media de 1.600 intervenciones anuales.

La intervención de catarata se lleva a cabo mediante Cirugía Mayor Ambulatoria (en un 99% de los casos); por lo que el paciente, una vez intervenido permanece un tiempo de vigilancia en las primeras horas del postoperatorio para, poder ser dado de alta, si la evolución es la adecuada.

De hecho en Oftalmología, la CMA es una cirugía recurrente para cataratas y para el resto de procedimientos quirúrgicos (cirugía vitreoretiniana, intervenciones por glaucoma…). Del total de intervenciones anuales que lleva a cabo el Servicio, alrededor de 2.200, casi un 90% es mediante cirugía ambulatoria.