Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Salud elabora tres guías de metodología enfermera para todos los hospitales asturianos

El objetivo es unificar los cuidados a los pacientes y la documentación

Martes, 01 de marzo de 2011, a las 17:00

José Ramón Riera, director general de Calidad e Innovación en los Servicios Sanitarios; y Rosario Fernández, responsable de Enfermería del proyecto Édesis.

Redacción. Oviedo
La Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado ha elaborado junto a profesionales de enfermería tres guías de metodología enfermera que se integrará junto a la historia clínica electrónica y se implantará en todos los hospitales asturianos para unificar los cuidados a los pacientes y la documentación.

Según ha indicado el director general de Calidad e Innovación, José Ramón Riera, se trata de una iniciativa pionera en España por ese propósito de implantar esa metodología en todo el territorio asturiano.

Riera, que ha ofrecido una rueda de prensa junto a la enfermera responsable de liderar el proyecto, Rosario Fernández Flórez, ha destacado la participación de 60 profesionales de enfermería y 182 revisores en la elaboración de las guías.

El director general ha comentado que estos protocolos se han confeccionado a partir de estándares internacionales y se están implantando progresivamente en los hospitales de la comunidad. Por el momento, el Hospital Monte Naranco de Oviedo y el del Valle del Nalón son los más avanzados en su uso.
Por su parte, Rosario Fernández ha señalado que la intención de las guías es servir a los profesionales clínicos para mejorar el registro de datos, así como los cuidados y la atención personalizada al paciente con más seguridad y calidad asistencial.

Para estas ediciones, se han marcado 60 diagnósticos prevalentes con 133 intervenciones de enfermería para su tratamiento. Asimismo, se ha estandarizado la información relativa a los pacientes y se ha unificado la historia clínica, para garantizar el uso de un lenguaje normalizado y la recuperación de esos datos desde cualquier punto de la red sanitaria asturiana, en la que se registran unos 110.000 ingresos al año.