13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Salud detecta tres hospitales que realizan más de un 40% de cesáreas

El Espitau de la Val d'Aran (Lleida), el de Amposta (Tarragona) y el Sagrat Cor de Barcelona

Domingo, 14 de julio de 2013, a las 12:30

Redacción. Barcelona
Tres hospitales catalanes, el Espitau de la Val d'Aran (Lleida), el de Amposta (Tarragona) y el Sagrat Cor de Barcelona, realizan más de un 40% de cesáreas en sus unidades maternoinfantiles, lo que hace de esta práctica una cirugía "susceptible de sobreactuación".

Boi Ruiz, consejero.

Así se desprende de los datos de la Central de Resultados elaborados por la Consejería de Salud de la Generalitat, que ha detectado una elevada variabilidad entre centros del mismo nivel, ya que mientras el hospital aranés practica un 47,6% de cesáreas, el de Puigcerdà realiza un 14,6%; y mientras en el de Terrassa el porcentaje es del 12,8%, en el Verge de la Cinta de Tortosa es el 28,9%.

De hecho, al menos diez hospitales catalanes se sitúan por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera que el porcentaje adecuado de cesáreas está entre el 17% y el 20%, mientras que cinco de ellos realizan un 15% o menos, lo que tampoco se ajusta a los estándares. Los datos reflejan la capacidad de mejora del sistema sanitario para reducir gastos que se consideran evitables, y el informe de la Central de Resultados recuerda que los programas que potencian la decisión informada de los pacientes "pueden corregir los excesos de indicaciones quirúrgicas forzadas o controvertidas desde el punto de vista de la evidencia científica".

Entre las bolsas de mejora, Salud señala también que de los 43.500 ingresos hospitalarios de personas mayores de 84 años durante 2012, unos 12.100 eran "potencialmente evitables", e incide en que estos recursos serían más útiles si se destinaran a servicios comunitarios e intermedios.

Asimismo, el departamento que dirige Boi Ruiz asegura que si el 90% de los cerca de 70 hospitales que existen en Cataluña se comportara como lo hacen el 10% mejor se podrían evitar hasta 39.000 ingresos, el equivalente a la actividad anual de un gran hospital.

La variabilidad también se produce en el número de urgencias que acaban en ingresos hospitalarios, ya que mientras el Hospital de Vic, el Santa Maria de Lleida y el Granollers ingresan más de un 20% de las urgencias que atiende, en el Dos de Maig de Barcelona y en el del Vendrell son menos del 5%, aunque en este caso el nivel de complejidad que atiende cada centro juega un papel importante.

A tenor de los datos de la Central de Resultados --un observatorio pionero en España--, Ruiz asegura que la sanidad catalana mantiene los buenos resultados, y ello a pesar de dos años en los que los recortes presupuestarios se acercan al 12% del presupuesto.