Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Viernes, 10 de febrero de 2012, a las 16:25

Ricardo Oliván.

Redacción. Zaragoza
El Departamento aragonés de Sanidad tiene previsto repartir a los pacientes ingresados en hospitales la factura de lo que vale el servicio sanitario prestado, “no lo que les cuesta, que es cero”, y no descarta hacerlo también en los centros de salud. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, quien ha informado asimismo de la puesta en marcha de una campaña dirigida a los pacientes para lograr un “uso reflexivo” de la sanidad.

La campaña, que se titulará “Usa bien tu salud”, no significa que “se vaya a cerrar la puerta a nadie”, ha informado Oliván antes de presidir el Consejo de Salud de Aragón, que integran a unas cuarenta personas en representación de varios departamentos del Gobierno, colegios profesionales, empresarios, sindicatos, instituciones y entidades sociales y vecinales.

“Tenemos que ser conscientes de que el servicio sanitario es de todos y que todos tenemos que hacer lo posible porque se pueda seguir manteniendo en las condiciones que hoy mismo se están prestando o incluso mejores”, ha dicho el consejero.

Por ello, tanto los pacientes en su papel de demandantes como los profesionales en cuanto prestatarios del servicio, además de los gestores, “somos fundamentales, y todos tenemos que asumir el compromiso en la parte que nos concierne de actuar en consecuencia”, ha agregado.

En este sentido, ha indicado que hay medidas que van encaminadas, precisamente, a lograr esa sensibilización, y ha opinado que, como las tasas de visitas a Primaria en Aragón son muy elevadas, es necesario dar a conocer lo que supone el acceso a la sanidad.

“Vamos a hacer visible la factura sanitaria, dentro de un tiempo, para que el paciente sepa lo que vale la sanidad, no lo que cuesta porque le cuesta cero”, ha informado Oliván, quien ha dicho que, a partir de entonces, cree que “la gente razonable, que es la inmensa mayoría, actuará en consecuencia”.

Fundamentalmente se repartirá entre las personas ingresadas, ha explicado, aunque ha dicho que es una cuestión que tienen que analizar despacio porque “todas las medidas tienen detrás un proceso de reflexión concreto, una fase de implementación”.

En el caso de los pacientes, según Oliván, ya están concretadas a expensas de detallar algunas cuestiones como la de la factura, pero el objetivo está claro: “que el paciente sepa lo que vale el servicio que el médico le presta y lo mismo al revés, el médico tiene que saber cuánto vale una decisión que adopta respecto a una medicación o pruebas”. Una de las cuestiones a valorar es el reparto de estas facturas también en Atención Primaria, pero no es descartable, ha afirmado.