17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Salud ajusta los tiempos máximos de espera en Oncología y Cardiología

Osakidetza establecerá el límite de 30 días para la primera consulta y las pruebas diagnósticas

Viernes, 02 de septiembre de 2011, a las 11:59

Redacción. Bilbao
El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha aprobado un decreto que tiene como objetivo establecer legalmente un tiempo máximo de espera en operaciones quirúrgicas, el proceso completo de atención y el tratamiento de un paciente. Según las primeras cifras aportadas por el Departamento de Salud, el límite para las primeras consultas de Oncología y Cardiología será de 30 días, mientras que el plazo para las pruebas diagnósticas tampoco podrá superar el mes. Está previsto que el decreto sea enviado próximamente al Consejo de Gobierno para su aprobación, por lo que podría entrar en vigor en 2012.

Jesús María Fernández, viceconsejero
de Sanidad.

El Ejecutivo vasco ya ha aprobado otro decreto que establece un límite para la cirugía oncológica de 30 días; para cirugía cardiaca, de 60 y para la cirugía general, de 180 días. El viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández, ha recalcado la necesidad de cumplir estos plazos no solo en la espera quirúrgica, sino también en la visita al especialista o en la realización de las pruebas oportunas.

Circuito alternativo para los casos urgentes

Jesús María Fernández ha indicado que estos tiempos máximos de espera se refieren a aquellos casos que no sean urgentes, puesto que para los casos de mayor gravedad el sistema sanitario público dispone de otro circuito que ofrece una respuesta inmediata.

En su opinión, tras la aprobación de este nuevo decreto un paciente oncológico tendría que esperar un máximo de 90 días en el caso de que necesitara la consulta del especialista, la realización de pruebas diagnósticas y una intervención quirúrgica. En el caso del paciente con una dolencia cardiovascular, este periodo sería de 150 días, puesto que el tiempo de espera para la intervención sería de 90 días. Las pruebas diagnósticas que contempla el nuevo decreto son las de esfuerzo (cardiovasculares), las de hemodinámica (cateterismo), las mamografías y las colonoscopias.