Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:30

Sáez Aguado llevará al Contencioso el copago hospitalario

La Consejería de Sanidad adopta esta medida tras el rechazo de su requerimiento

Lunes, 02 de diciembre de 2013, a las 16:47
Cristina Mouriño.
Fuentes de la Consejería de Sanidad han confirmado a Redacción Médica que el recurso ante el Juzgado Contencioso Administrativo contra el copago hospitalario se interpondrá antes del plazo marcado para estos casos que es de dos meses.

Antonio Sáez Aguado.

Esta decisión viene motivada porque el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha rechazado  el requerimiento que hace un mes envió al Ministerio de Sanidad para que retirara el copago farmacéutico hospitalario.

La Consejería de Sanidad que lidera Antonio Sáez Aguado presentó el pasado 21 de octubre un requerimiento previo a la Administración del Estado para que revocara o anulara la Resolución de 10 de septiembre de 2013 que regula el copago de medicamentos hospitalarios, por considerar que implica “importantes desigualdades” entre pacientes con las mismas patologías. En aquel momento, ya avanzó que se trataba de un primer paso que podría dar lugar a otras posibles acciones en los tribunales.

La decisión del Gobierno Herrera fue aplaudida por numerosos colectivos de personas afectadas. Es más, tanto el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, han reiterado en múltiples ocasiones su rechazo a esta medida, y han demando que se reconsidere al entender que la recaudación es insignificante y que tampoco es una medida disuasoria del consumo de medicamentos. La Junta no aplicó el 1 de octubre el copago porque alegó que no disponía de las condiciones técnicas para ponerlo en marcha.

En el requerimiento, la Junta argumentó que no puede considerarse que una resolución administrativa tenga rango suficiente para cambiar las condiciones de financiación de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud. También, que la Dirección General de Farmacia no tiene competencias para actuar en este sentido y, finalmente, los criterios técnicos utilizados para la selección de los medicamentos que tienen este tipo de aportación dan lugar a “inequidad” en pacientes con el mismo tipo de patología.