16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Rubalcaba justifica el envío de cartas a empresas inmersas en el proceso de externalización

“Reformar la ley del aborto no es razonable”, asegura el secretario general socialista

Domingo, 21 de julio de 2013, a las 12:39

Redacción. Madrid
Alfredo Pérez Rubalcaba ha reiterado la intención del PSOE acabar con la “privatización” de la sanidad cuando acceda al Gobierno. “Daremos marcha atrás”, ha señalado el secretario general socialista, que ha justificado el envío de cartas por parte de los socialistas madrileños a los empresarios indicando dicha intención ante el proceso de externalización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud de la Comunidad asegurando que se trata de una muestra de “honestidad”.

Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE.

En una entrevista concedida al diario ‘El País’, Rubalcaba ha dejado claro su rechazo a la situación que se está viviendo. “El otro día escuché a un empresario dominicano explicando que la privatización de la sanidad es una posibilidad de negocio con el turismo sanitario de Marruecos y otros países. Eso no lo vamos a consentir”, ha explicado.

En cuanto al envío de misivas a empresarios informando de su intención de dar marcha atrás con el proceso de externalización de la Comunidad de Madrid, ha considerado que “estamos siendo honestos con la gente”. “Estamos diciendo a los empresarios: no os metáis en esto porque daremos marcha atrás”, ha añadido.

El secretario general del PSOE ha mostrado también su rechazo a una posible reforma de la ley del aborto, asegurando que no le parecería “razonable”. Rubalcaba ha explicado también que su partido no estaría dispuesto a considerar ninguna reforma porque “no es un problema de empeñarnos en la nuestra”. “Lo que hemos hecho es una ley de plazos, la que hay en Europa”, ha esgrimido antes de afirmar que “de los que se trata es de garantizar el derecho de las mujeres a elegir libremente sobre su maternidad”.

Otro de los aspectos sobre los que ha tratado la entrevista ha sido el de los recortes en las Administraciones públicas y la posibilidad de realizar más. En ese sentido, Rubalcaba ha dado prioridad a subir los ingresos porque “ya se ha recortado mucho el gasto” y ha mostrado su apuesta por llevar a cabo una reforma fiscal “que suba los ocho puntos que nos faltan para llegar a la presión fiscal que hay en la Unión Europea”.