Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Rubalcaba confía en que el PP se sumará al blindaje de la sanidad en la Constitución

El secretario general del PSOE ha rechazado el éxito del Modelo Alzira, que debutaba en la localidad en 1999

Miércoles, 10 de julio de 2013, a las 12:10

Redacción. Alzira
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba se ha mostrado convencido de que el PP "acabará apoyando" su propuesta de reforma constitucional, que contempla la "consagración" del derecho a la atención sanitaria pública y gratuita.
El líder socialista ha realizado estas declaraciones en la sede del PSOE de Alzira (Valencia), localidad a la que ha acudido para conmemorar el 110 aniversario de la sede local de UGT junto a su homólogo en el sindicato, Cándido Méndez.

Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Tenemos un sistema sanitario universal y gratuito y creo que es la hora de consagrarlo en la constitución, lo mejor es que pase a ser un derecho fundamental", ha señalado. A su juicio, "al PP le cuestan estas cosas, como en su día sucedió con el Estado de las autonomías, que no lo votó, se abstuvo, pero creo que acabará entrando también en esto, la salud es un derecho fundamental".

Rechazo al Modelo Alzira

Preguntado por el denominado 'modelo Alzira' de gestión privada ha reconocido que no le gusta, especialmente las "imitaciones" puestas en práctica en la Comunidad de Madrid. "La derecha española, aprovechando la crisis, está privatizando una parte de la Sanidad. Con la misma legitimidad que los empresarios de la sanidad reconocen que quieren hacer negocio, con la misma claridad digo yo como socialista que no quiero negocio en la sanidad pública. Echaremos atrás las privatizaciones", ha añadido. A su juicio, "hemos de preocuparnos de las consecuencias de la crisis, la primera es la del empleo, pero otras afectan a la Constitución. Hay quien quiere volver a la España centralista y otros que quieren irse. Ni lo uno ni lo otro". "Lo mejor es cambiar aquello que no funciona, no toda la Constitución. La dirección la marcan los países federales, no hay que asustarse con las palabras, y de paso afrontar el problema de Cataluña", ha señalado Rubalcaba, quien ha añadido que "no es solo un proyecto territorial, sino de convivencia y social.