Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00

Estado y empresas ahorrarían 6.625 millones si las mutuas dan altas

Así lo indica en su voto particular ante el dictamen negativo del Consejo Económico y Social

Domingo, 26 de enero de 2014, a las 19:03

El presidente de la CEOE, Juan Rosell.

Redacción. Madrid
La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se ha mostrado favorable a la decisión del Gobierno de incluir en el anteproyecto de Ley de Mutuas la ampliación de las facultades de gestión de estas entidades para que puedan dar altas médicas a los trabajadores en los procesos de incapacidad temporal (IT) derivados de enfermedades comunes porque, según sus cálculos, esta medida supondrá un ahorro de 1.625 millones de euros para la Seguridad Social y de 4.973 millones de euros para las empresas, en total 6.625 millones de euros.

Así lo hace constar la CEOE en el voto particular que ha presentado al dictamen del Consejo Económico y Social (CES) sobre este anteproyecto de ley. En dicho dictamen, el CES rechazaba éstas y otras medidas contempladas en la norma, aunque las organizaciones empresariales habían anunciado que emitirían un voto particular para argumentar las razones por las que sí estaban a favor de darles a las mutuas esta facultad.

Según fuentes empresariales, la CEOE señala en su voto particular que la colaboración en la gestión de la Seguridad Social “debe avanzar hacia una mayor asunción de funciones por parte de las mutuas” en la corrección del absentismo laboral injustificado, posibilitando que éstas puedan dar altas médicas en las incapacidades temporales derivadas de enfermedades comunes.

Así, las organizaciones empresariales sostienen que, si esto fuera así, el ahorro para las empresas rondaría los 5.000 millones de euros, a los que habría que sumar los 1.625 millones de euros que podría ahorrarse la Seguridad Social.

Reducción de las listas de espera

La CEOE ofrece además otros argumentos para apoyar esta ampliación de las facultades de las mutuas. Así, cree que permitir a estas entidades dar altas médicas ayudaría a reducir las listas de espera en la Sanidad.

Defiende también la patronal que la legislación española contempla que las mutuas deben gestionar la prestación de baja por incapacidad temporal “con igual alcance” que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que sí tiene reconocida esta competencia, “por lo que no se entiende que las mutuas no la tengan”, alega en su voto particular.

La CEOE subraya además que, de la experiencia que han acreditado en la gestión de los accidentes laborales y enfermedades profesionales, se demuestra que los médicos de las mutuas tienen “la capacidad técnica suficiente” para valorar “con el máximo acierto” la mayor parte de los procesos derivados de contingencias comunes y, en su caso, para ejercer la facultad de expedir el alta “a todos los efectos”.

Por último, las organizaciones empresariales destacan también que las mutuas cuentan con los recursos sanitarios necesarios para realizar actuaciones dirigidas a valorar el estado del paciente en los procesos de contingencias comunes y, en su caso, de emitir el alta correspondiente.