16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Rosa Fuster, demandada por prevaricación

El próximo martes acudirán al juzgado a corroborar su demanda

Viernes, 24 de enero de 2014, a las 16:54
María Márquez. Madrid
La presidenta del Colegio Oficial de Médicos (COM) de Valencia ha sido demandada por cuatro colegiados por prevaricación. El motivo, la suspensión unilateral, según los demandantes, de la última asamblea extraordinaria del COM destinada a la modificación de estatutos.

Rosa Fuster, presidenta del COM de Valencia.

Uno de ellos es el secretario general autonómico de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Andrés Cánovas, quien resalta que denuncia “como colegiado”. Cánovas recuerda que el pasado mes de diciembre, cuando tuvo lugar la citada asamblea, Rosa Fuster, presidenta del COM valenciano, “sin pedir votación, la suspendió porque le dio la gana, incumpliendo la legislación administrativa vigente”. En esta línea, señala que Fuster “no puede repetir la asamblea” como hace unas semanas manifestaba ella misma a Redacción Médica, asegurando que sería este mismo mes cuando volvería a convocarla. A una semana para que acabe enero, fuentes del COM aseguran que no hay fecha para esta reunión. “No puede abrir otra asamblea con el mismo orden del día sin haber cerrado la otra adecuadamente”, insiste Cánovas. El secretario autonómico de CESM asegura que más colegiados han presentado una denuncia con idéntica argumentación a la suya, en total calcula que son “cuatro o cinco”. El próximo mates 28 de enero, los demandantes han sido citados para "corroborar" la denuncia, según explica.

Cruce de acusaciones entre Fuster y CESM

El secretario general de CESM hizo público su malestar ante cómo se habían desarrollado los acontecimientos en la cita colegial de diciembre dirigida a la reforma estatutaria. Falta de acceso al texto de la votación, carencias organizativas y el aplazamiento de la asamblea fueron algunas de sus críticas, a las que sumó sus dudas de que Rosa Fuster fuese la persona más idónea para liderar el COM valenciano dado su “talante autoritario”. La respuesta de Fuster no se hizo esperar y acusó a la organización sindical que representa Cánovas de “querer adueñarse de los Colegios para asentar su poder” para lo que habría urdido, según sus palabras, un plan para “reventar” el citado acto. La presidenta del COM señalaba como el trasfondo de esa supuesta estrategia sindical bloquear el veto de representatividad colegial que los nuevos estatutos señalaban para políticos, sindicalistas y miembros de empresas.


ENLACES RELACIONADOS:

Fuster: “CESM quiere adueñarse de los Colegios para asentar su poder” (13/12/13)

CESM cuestiona la validez de Fuster al frente del COM (13/12/13)