14 nov 2018 | Actualizado: 12:30

Roldós: “La reducción de las listas de espera se debe a la manipulación de los datos”

“Nadie se cree la misteriosa desaparición de 2.500 pacientes de las estadísticas”, según la portavoz sanitaria del PP

Martes, 25 de febrero de 2014, a las 18:00
Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La portavoz sanitaria del grupo Popular en el Parlamento de Canarias, Mercedes Roldós, ha acusado a la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, de "manipular irresponsablemente" los datos de la listas de espera quirúrgica y ha señalado que nadie se cree "la misteriosa desaparición de 2.500 pacientes de las estadísticas.

Roldós, en un comunicado, indica que la publicación de estos datos se produce ante la petición de comparecencia que ha realizado el grupo Popular por el caos sanitario.

La parlamentaria entiende que con estas "sucias artimañas" la consejera de Sanidad "ha malgastado la poca credibilidad que le quedaba, presentando una reducción de las listas de espera que ni ella misma puede creerse, y que parece más propia de un milagro, tan oportuno como increíble, que de otra cosa".

La portavoz sanitaria del PP señala que "hay que ser muy irresponsable y muy inconsciente" para querer convencer a los canarios de que la sanidad ha mejorado en el último año, cuando la realidad, añade, "es que estamos al borde del colapso más absoluto y nunca en las islas habíamos vivido una situación tan crítica como la actual".

El PP indica que cuando la consejera de Sanidad tomó posesión de su cargo hace dos años y medio,3.351 pacientes esperaban más de seis meses para ser operados, una cifra que la gestión de la consejera ha conseguido multiplicar por tres, hasta alcanzar a los 10.854 pacientes, según este partido.

"La manipulación de las listas de espera se ha convertido en una práctica habitual en este Gobierno, como han denunciado las asociaciones de usuarios, sindicatos y profesionales sanitarios", afirmó Mercedes Roldós.
En su opinión, es "vergonzoso y muy triste" presumir de gestión, y jugar con el sufrimiento de los enfermos cuando más de 48.500 canarios esperan ser operados o atendidos por un especialista.