Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Rojas prepara una nueva Ley de Accesibilidad y Supresión de Barreras Físicas

Según la consejera, ha tenido una amplia participación del movimiento asociativo

Domingo, 05 de febrero de 2012, a las 20:50

Redacción. Las Palmas
El Gobierno canario se encuentra trabajando en un borrador de conclusiones del anteproyecto para una reforma de la Ley de Accesibilidad y Supresión de Barreras Físicas y de la Comunicación, que ha cumplido 16 años. El nuevo texto cuenta, según ha apuntado la consejera consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, "con una amplia participación del movimiento asociativo".

La consejera Inés Rojas.

En una reflexión sobre la Ley de Accesibilidad y Supresión de Barreras Físicas y de la Comunicación, puesta en marcha en Canarias en 1995, la consejera señala que "podemos estar orgullosos porque se han ido cumpliendo sus objetivos, sin embargo, ahora estamos en otro momento, el momento de hacer un análisis de su grado de cumplimiento, no solo desde el área de Servicios Sociales, sino en el conjunto de las administraciones públicas, y en esa dirección es en la que estamos trabajando con un nuevo anteproyecto de ley".

En cuanto a la Ley de Dependencia, Inés Rojas considera que "obvió la necesaria evolución de las personas con discapacidad hacía la autonomía personal, hacia la integración e inserción en todos los aspectos de la vida: el social, educativo, el cultural, el económico e incluso el laboral, este último aspecto demandado siempre por el colectivo y el asociacionismo de las personas con discapacidad".

Inserción laboral

En cuanto a la inserción laboral de personas con discapacidad, la consejera recuerda que "durante el pasado año, el Servicio Canario de Empleo apoyó con 65 millones de euros los 65 Centros Especiales de Empleo distribuidos por todo el Archipiélago, donde trabajan 1.156 personas en un empleo apoyado". Además, el Gobierno de Canarias también contribuye económicamente a la creación de unidades de apoyo, equipos de profesionales que permiten superar las barreras o dificultades del trabajador en su incorporación al puesto de trabajo, y desde el servicio público de empleo se dispone de una línea de subvención para el fomento del empleo de personas con discapacidad destinada específicamente a la empresa privada.