17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Javier Rodríguez: “Las CCAA nos deben 59 millones que no nos paga nadie”

“Serán los profesionales los que decidan si es necesario cambiar el modelo de carrera profesional”

Lunes, 14 de julio de 2014, a las 17:44
Cristina Mouriño / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Aunque reconoce que cuando llegó a la Consejería de Sanidad de Madrid se encontró con “miles de personas que tenían trabajos eventuales”, Javier Rodríguez asegura en una entrevista con Redacción Médica que “no se ha abusado de esta contratación”. El titular de la sanidad madrileña ha valorado el actual modelo de carrera profesional y considera que “si se necesita otro modelo o no, eso no lo voy a decidir yo. En cualquier caso yo me reuniré con los profesionales y ellos nos dirán si es necesario este cambio”, ha apuntado.

El consejero de Sanidad de Madrid durante la entrevista con Redacción Médica.

Han comenzado a negociar la conversión del personal eventual en interino. ¿Cómo se están desarrollando estos encuentros? ¿Cree que alcanzarán un acuerdo pronto?

Cuando llegué a la consejería me encontré que había miles de personas que tenían trabajos eventuales, que se les hacía renovación de contrato mes a mes y eso no podía ser. Decidimos que se renovaran por seis o doce meses e iniciamos el proceso para conocer cómo estaba la plantilla orgánica de cada centro para que muchas de esas plazas de eventuales pasaran a interinos. Ya tenemos esas plantillas y aproximadamente unos 5.000 profesionales de todas las categorías pasarán a ser interinos. La situación por la cual se pasa de eventual a interino es lo que estamos negociando con los sindicatos. Tan pronto como esté eso resuelto procederemos a la conversión. Con lo cual, tendrán la garantía de que al menos hasta que la plaza se convoque tiene asegurado su puesto de trabajo.

Señala que cuando llegó había muchos contratos eventuales, ¿considera que ha habido un abuso de este tipo de contratación?

No creo que se haya abusado del contrato de eventual. Lo que ocurre es que la Administración es muy rígida y cuando se quedan plazas vacantes o hay necesidades hay que hacer algún tipo de contrato y esta es la razón por la que se utilizaba el contrato eventual. Si hay plaza de un trabajador que se da de baja y le sustituye otro, automáticamente lo sustituye como interino. Pero a veces se crean nuevas necesidades y para atenderlas se hace el contrato eventual. Lo que ocurre es que no es bueno que ese contrato eventual se perpetúe en el tiempo. Por tanto, este es el objetivo: que estos contratos duren lo menos posible y que afecten al menor número de personas posible. La estabilidad en el empleo es muy importante en Sanidad porque es un servicio que se presta a personas y por personas.

Recientemente se ha conmemorado el 50 aniversario de los hospitales La Paz y Puerta de Hierro. El director general de Recursos Humanos ha señalado el “importante cambio generacional” que va a vivir el Sermas, ¿cree que está preparado?

No solo el Sermas sino toda la sanidad española está preparada para ese cambio. Mal iríamos si pensáramos que cuando se jubilen los médicos que empezaron a funcionar hace 30 o 40 años en estos hospitales no iban a tener sustitutos adecuados. En primer lugar porque diría muy poco de ellos, porque supondría que no habrían sido capaces de formar buenos profesionales. Hay personas muy capacitadas. Estamos perfectamente preparados. Además quiero añadir que nuestro objetivo es que estos profesionales sean los mejor preparados porque son los que nos van a atender. Creo que en este aspecto no habrá ningún problema.

El consejero de Sanidad de Madrid no considera que se haya abusado de la contratación de eventuales.

Recursos Humanos ha señalado que cerca del 50 por ciento de los aspirantes en las Ofertas Públicas de Empleo son de otras autonomías. ¿Cómo lo valora? ¿Es positivo para el Servicio Madrileño de Salud?

Creo que no es positivo para España, es positivo para el Servicio Madrileño de Salud. No es positivo para España porque quiere decir que en todas las comunidades autónomas debe existir gran cantidad de paro médico, o de enfermería. De ahí que cuando se convocan plazas en Madrid se presenten a ellas. A nosotros nos sirve de satisfacción que quieran venir a trabajar al Sermas, pero también nos crea algún problema logístico. Nos encontramos que, por ejemplo en Enfermería, para 1.800 plazas se nos presentan 48.000 candidatos. Es un problema logístico, difícil de resolver, que muchas veces nos retrasa las convocatorias. Hoy ya está resuelto y parece que en septiembre iniciaremos todo el proceso de selección.

Hace unos meses anunció que el copago hospitalario no afectaría a los madrileños. ¿Se está aplicando ya?

Es verdad que hay ciudadanos que utilizan un tipo de medicamentos y estos no se suministran en las farmacias habituales sino que hay que adquirirlos en la farmacia hospitalaria. ¿Cuál es la filosofía del decreto? Si el que va a la farmacia hospitalaria tiene que pagar un porcentaje, el que va a la farmacia que no es hospitalaria, también debería de pagar. Nosotros compartimos esa filosofía pero la realidad es que, estableciendo esa aportación, desde el punto de vista económico es irrisorio lo que vamos a recibir. No lo tenemos implantado todavía pero tendremos que ponerlo en marcha porque así lo exige la legislación y nosotros vamos a cumplir con ella. En cualquier caso, una vez, que eso se implante, no se lo vamos a cobrar a los ciudadanos de Madrid, sino que lo pagaremos nosotros.

Algunas autonomías han criticado que el fondo de garantía asistencial no es suficiente para la asistencia entre comunidades limítrofes, ¿cuál es su opinión?

Creo que el fondo de garantía asistencial es una mala herramienta. A nosotros no nos viene nada bien. Prestamos servicios a otras comunidades autónomas que en el último año y según nos reconoce el ministerio, nos deben 59 millones de euros que no nos paga nadie. Estamos intentando solventar ese problema y para ello vamos a establecer convenios con distintas comunidades autónomas. Estamos en conversaciones con Castilla-La Mancha para atender a sus ciudadanos de forma reglada. A nosotros la Administración central nos da dinero para atender a nuestra población, pero si atendemos una población mayor, nuestros ciudadanos tienen menos recursos para su atención. Esto hay que corregirlo y en ello estamos.

Los sindicatos han reclamado retomar los acuerdos sindicales 2007, ¿es posible?

Todo es posible dependiendo de cómo se encuentre la situación económica. En este momento es mejor que hace dos años y España tiene más confianza. Pero esto no ha llegado todavía al bolsillo del ciudadano o por lo menos no lo percibe. Creo que en tanto y cuanto la situación económica vaya mejorando algunas medidas que se dejaron de aplicar intentaremos retomarlas. Por ejemplo las que afectan a la carrera profesional y algunos tantos complementos que los ciudadanos dejaron de recibir, o que no se llegaron a aplicar, vamos a irlos restituyendo poco a poco. No puedo garantizar lo que se va a cubrir en el año 2015 porque aun no hemos discutido los presupuestos. Tan pronto como los tengamos veremos qué medidas vamos a tomar a este respecto. En cualquier caso todo lo haremos de acuerdo con las centrales sindicales que tienen representación en la mesa sectorial.

Rodríguez asegura que el Fondo de Garantía Asistencial “es una mala herramienta”.

Apuntaba la carrera profesional, ¿cree que es necesario un nuevo modelo? ¿son necesarios los incentivos por objetivos?

Si se necesita otro modelo o no, eso no lo voy a decidir yo. En cualquier caso yo me reuniré con los profesionales y ellos nos dirán si es necesario este cambio. No se quejan del modelo que estamos aplicando, de lo que se quejan es de que algunos no reciben la carrera profesional. Por lo tanto, lo primero que vamos a hacer es arreglarlo para que todos la perciban, y cuando lo reciban, si el modelo no es justo, lo cambiaremos de acuerdo con lo que podamos acordar con ellos.

Su departamento anunció los denominados pactos de gestión. ¿En qué se diferencian de la gestión clínica?

El pacto de gestión no es ni más ni menos que una forma de gestión clínica. Nosotros le decimos a los profesionales lo que queremos, ellos nos dicen como lo van a gestionar, y al final van a cobrar por lo que hagan. Ya hemos firmado algunos pactos de gestión clínica. Hemos comenzado por las pruebas diagnósticas y en breve empezaremos con las quirúrgicas.

Al comienzo de la entrevista destacaba la rigidez de la Administración. Algunos profesionales demandan flexibilizar el Estatuto Marco, ¿está de acuerdo con ellos?

El Estatuto Marco tiene una estructura rígida, es cierto. Pero también es verdad que toda la Administración Pública la tiene. Lo que ocurre es que, a veces, a los profesionales no nos gusta que nos apliquen el estatuto pero, por otro lado, queremos ser funcionarios o estatutarios. Por lo tanto, eso se compagina mal. A cada uno le gustaría tener una relación directa y que nos paguen con arreglo a lo que hacemos, y al que no haga que no cobre; pero esto no se contempla en el sistema estatutario. Si cambiamos el estatuto marco, habría que cambiar todo lo demás, y no sé si los profesionales están por la labor. Ya nos gustaría. Era lo único que intentábamos con el proceso de externalización, es decir, que los médicos no fueran estatutarios, sino que tuvieran un contrato con una empresa libre y pudieran negociar sus condiciones de trabajo, pero me da la impresión de que no les ha gustado.

Hace unos meses pusieron en marcha el Observatorio de Resultados, ¿qué beneficios está aportando?

Estamos obteniendo unos resultados importantísimos, máxime en nuestra comunidad autónoma donde existe la libre elección. Cualquier ciudadano que quiera saber cómo se trabaja y en qué indicadores hay en cada sitio lo podrá ver. No nos quedamos ahí. En breve también estarán colgados en la red los datos de actividad de cada uno de los hospitales. Además de cada servicio se indicará cuáles son las patologías más prevalentes y los indicadores que tienen sobre la actuación en esas patologías. Con lo cual los ciudadanos y los propios profesionales podrán verse en el espejo y compararse unos con otros. En breve presentaremos también un mapa del intercambio de pacientes que hay de unas zonas a otras.

El titular de la sanidad madrileña explica que lo que buscaba la externalización era que los médicos no fueran estatutarios.

Van a darle un nuevo impulso a los planes estratégicos. Han comenzado por Pediatría, ¿qué objetivos persiguen y con cuáles continuarán? ¿qué inquietudes o propuestas le han traslado sus responsables?

Los planes estratégicos son una herramienta elaborada por los profesionales y me duele que en algún momento, algún portavoz de la oposición haya dicho que están hechos sin ningún rigor, porque quiere decir que valora muy poco a los profesionales. En cualquier caso, considero que es una herramienta importantísima donde los profesionales deciden cómo tiene que ser su relación entre ellos y con otros servicios del hospital y con Atención Primaria. Eso es lo que queremos aplicar y en lo que estamos en estos momentos. Quizá tengamos que actualizar algunos porque se hicieron hace dos años y en dos años las cosas cambian.

Todos han entendido que es imposible que todos los servicios tengan de todo y que probablemente haya que establecer unidades funcionales de gestión, es decir, que uno puede estar trabajando orgánicamente en un hospital, y funcionalmente puede tener un acuerdo o una alianza estratégica con otro servicio de otro hospital, para poder intercambiar los profesionales, la formación de los residentes, el tratamiento de los pacientes. Esto sería de servicio a servicio, no de hospital a hospital. Si hiciéramos el trabajo en red de hospital a hospital, sería como si decidiéramos por  cada ciudadano cuál tendría que ser su esposa. Si cuando uno elige a veces se equivoca y va al fracaso,  si lo obligamos forzosamente, probablemente el fracaso sería mayor.

Han avanzado que quieren poner en marcha un marco de innovación con Fenin y Farmaindustria, ¿en qué consiste?

En la Comunidad de Madrid tenemos un potencial importantísimo en lo que se refiere a investigación biomédica. Tenemos ocho institutos y varias fundaciones donde se realizan trabajos de investigación importantísimos. Creemos que ese trabajo y esa realidad científica que tienen nuestros centros asistenciales no están puestos en valor y eso es lo que buscamos con este marco. Tenemos la infraestructura y los investigadores. Lo que tenemos que buscar es la financiación para que siga investigando. Queremos construir una mesa y tiene que tener cuatro patas: Farmaindustria, las nuevas tecnologías, las tecnologías de la información y la comunicación, y las infraestructuras y el personal que tiene la consejería. Madrid tiene un potencial investigador muy importante que queremos poner en valor.

Recientemente el presidente de la Comunidad de Madrid le ha encomendado constituir una comisión de expertos independientes para garantizar la sostenibilidad, ¿ha pensado ya en posibles candidatos? ¿Cuándo prevé que esté en marcha?

A mí el presidente me hizo ese encargo y creo que es una buena idea. Alguna medida de sostenibilidad hay que tomar porque sino esto se iría a pique. Es muy difícil sostener un sistema sanitario donde cada año viene a crecer entre el 6-7 por ciento, cuando la economía, cuando va bien, crece al ritmo del 3 por ciento; por lo tanto, eso produce un desfase. Estas medidas hay que tomarlas consultando a expertos y por ello hay que crear una comisión que nos diga qué iniciativas hay que tomar ya que no se toman a nivel del estado.

Me pregunta si he pensado en alguna persona, pero creo, que si decido yo las personas que integren esta comisión pueden pensar que van a hacer lo que yo diga, y eso es lo que no quiero. Por lo tanto, estamos hablando con personas que pudieran tener interés y si ellas quieren participar, lo harán. Pero ni serán personas que tengan que ser, forzosamente, del Partido Popular, o del Gobierno. Serán personas libres del mundo médico, de enfermería, y de otros sectores profesionales, así como personal de los sindicatos, la economía, la industria, y de las nuevas tecnologías. No será este consejero ni el gobierno quien decida quienes son las personas que la integren.

Javier Rodríguez: “Los problemas que tiene el Colegio de Médicos de Madrid no nos salpican por sí nos preocupan”.

El Colegio de Médicos de Madrid se encuentra en una situación de parálisis, tal y como han denunciado los colegiados, ¿ocurre lo mismo en su relación con la consejería?

La consejería ha tenido siempre muy buena relación con todos los colegios profesionales del mundo sanitario. En este momento, con el de médicos nos llevamos perfectamente, es decir, nosotros no tenemos ningún problema. Los problemas que tiene el colegio a nosotros no nos salpican pero sí que nos preocupan por la imagen que está dando el colegio, ya que da la impresión de que no hay seriedad. Espero que los problemas que tienen entre ellos los sepan resolver rápidamente porque necesitamos colegios fuertes para negociar. Creo que al final imperará el sentido común, se pondrán de acuerdo y sabrán resolverlo. Sino tendrán que convocar elecciones.

Las organizaciones sindicales han señalado que si que han percibido un cambio en la relación con su departamento y que se ha dejado atrás la tensión que produjo la externalización, ¿usted lo percibe así también?

El primer ejercicio que hice fue visitar a todas las centrales sindicales y ponerme a su disposición. Hay que negociar pero lo que hay que hacer eso nos lo reservamos nosotros. Si decidimos, por ejemplo, ir a Sevilla, podemos negociar con los sindicatos si vamos en Ave, en avión, andando…Eso lo podemos negociar, pero que vamos a Sevilla no es negociable. Creo que lo han entendido y hay buen diálogo. Podemos negociar con ellos, pero una vez que hemos tomado una decisión política, el cómo hay que hacerlo corresponde a los representantes de los trabajadores, y así lo haremos.

Y en el caso del Ministerio de Sanidad y su titular, Ana Mato, ¿cómo son las relaciones?

En lo personal tengo magníficas relaciones con la ministra y con prácticamente todo su equipo. En el ámbito institucional ocurre exactamente lo mismo. Creo que desde que soy consejero, y los anteriores tampoco, hemos creado ningún conflicto con el ministerio ni pensamos que haya que crearse. Cuando tenemos alguna propuesta o alguna discrepancia se la hacemos saber, y viceversa, pero eso no quiere decir que exista mala relación, al contrario. Siempre encontramos predisposición del ministerio para resolver los problemas, incluido el de la deuda con otras comunidades autónomas.

Hace unos meses anunciaron la Estrategia de Crónicos, ¿incluye un plan sociosanitario? Entre sus medidas se incluye la creación de un Registro Único de Casos, ¿funciona ya?

La Estrategia de Crónicos ya se está poniendo en marcha. Entendemos la importancia que tiene el aspecto sociosanitario. Lógicamente, estamos trabajando en esta línea y en breve, vamos a constituir una Comisión Sociosanitaria dentro de la consejería para que estudie todos estos problemas.

Para terminar, ha sido portavoz del PP en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid durante muchos años. ¿Qué opina de que grupos minoritarios como Podemos puedan entrar en la asamblea? ¿Qué le parecen las propuestas que han hecho para el ámbito sanitario como que se financie la homeopatía?

En este momento existe una especie de alarma de Podemos. Podemos es una fuerza política que ahora es minoritaria, pero podía gobernar, por lo tanto, ¿por qué tiene que ser minoritaria? Al final será lo que decidan los ciudadanos. Lo veo demasiado complicado pero, en cualquier caso, ellos pueden decidir lo que quiera y los ciudadanos son los que eligen. Si entran en la Asamblea de Madrid, entrarán con los mismos derechos que tienen todos y cada uno de los grupos parlamentarios. Si tienen mucho diputados gobernarán, y si tienen menos, estarán en la oposición.

A mí me da la impresión de que alguna de las propuestas que hacen son irrealizables. En los sitios en los que se han aplicado han llegado al caos. A mí me gustaría que en España no llegáramos al caos en nada, pero en Sanidad menos.

ENLACES RELACIONADOS:
Vea aquí la entrevista completa