Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Riquelme: “Hemos sido las cobayas de Grünenthal”

La organización pide a Europa su apoyo para reciban la indemnización

Martes, 11 de noviembre de 2014, a las 17:51
María de las Heras. Madrid
El presidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite), José Riquelme, se ha mostrado rotundo: "Hemos sido las cobayas de Grünenthal", Riquelme ha hecho estas declaraciones un día antes de presentar una petición en Bruselas para equiparar la situación de los afectados por talidomida a la del resto de pacientes europeos. Esta iniciativa llega días después del duro golpe que recibió la organización tras el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid, que anulaba la indemnización de la farmacéutica por considerar el delito prescrito.

José Riquelme, presidente de Avite.

En palabras de Riquelme, Grünenthal, el laboratorio responsable de la venta de talidomida, un fármaco para remediar las náuseas durante la gestación que provocó malformaciones en los bebés, conocía los efectos de esta medicación y prohibió su distribución en el resto del mundo en 1961, excepto en España, donde se consumió hasta el año 1963, provocando que el número de afectados se multiplicara durante esos años: “Pedimos el reconocimiento de la farmacéutica, nos sentimos maltratados”.

Con el fin de que los afectados españoles logren recibir las indemnizaciones que están recibiendo los pacientes de países como Alemania, Italia o Australia, donde obtienen una mensualidad de entre 4.000 y 7.000 euros, varios miembros de la Junta Directiva de Avite están llevando a cabo distintas reuniones con los partidos políticos y el próximo miércoles se dirigirán a los europarlamentarios para exigir sus ayudas económicas: “Muchos políticos se han comprometido ya a presentar iniciativas para que recibamos la indemnización por parte del laboratorio, esperamos que sea una realidad”.

Buena acogida del boicot médico a Grünenthal

La organización ha recibido “muy positivamente” el anuncio por parte de distintos colectivos médicos de boicotear a la farmacéutica si no indemniza a los afectados españoles: “Nos parece una buena iniciativa y cada vez son más los profesionales que se están uniendo a ella”.

Los que apoyan esta idea se han comprometido a no prescribir medicamentos de Grünenthal a sus pacientes hasta que el laboratorio no acepte ayudar con una cuantía económica justa a los perjudicados por un medicamento que produjo malformaciones de por vida a 20.000 personas, 30 de ellas en nuestro país. “Somos los únicos del mundo que no reciben su indemnización”, ha lamentado Riquelme, que ha criticado la larga espera: “Llevamos 50 años esperando, creo que ya es hora”.

ENLACES RELACIONADOS

Boicot médico a Grünenthal por la talidomida (06/11/14)

Grünenthal se libra de indemnizar a los afectados de la talidomida, por ahora (22/10/14)