16 dic 2018 | Actualizado: 12:05

Ricardo Gómez: “La Medicina Interna tiene que estar pendiente de las necesidades sociales”

Considera que el programa de la cita ofrece una oferta “amplia” y “completa”

mié 20 noviembre 2013. 17.32H
Carlos Cristóbal / Imagen: Adrián Conde. Madrid
“El internista tendrá acceso a una oferta amplia y muy completa”. De esta manera se ha pronunciado el presidente ejecutivo de los comités organizador y científico del Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Ricardo Gómez Huelgas sobre un evento que reunirá a 2.000 congresistas y en el que cronicidad y pluripatología tendrán un papel protagonista para responder a las necesidades de la sociedad.

¿Cómo afrontan en la SEMI el Congreso Nacional?

Lo cierto es que tenemos muy buenas expectativas. Asisten alrededor de 2.000 congresistas, que es un número importante sobre todo en los tiempos de crisis y recortes económicos que corren. Además de internistas, contamos con la presencia de otros especialistas médicos y también de enfermeros, que tendrán sus actividades específicas. Hemos ampliado la invitación también a estudiantes de último año de la Escuela de Enfermería y la Facultad de Medicina.

Ricardo Gómez Huelgas, presidente de los comités organizador y científico del Congreso de la SEMI.

¿Cómo se consigue alcanzar, en tiempos de crisis, una convocatoria tan numerosa?

Organizar un evento de estas características, tan complejo, es una tarea importante. Yo creo que el éxito de una iniciativa de este tipo se basa, primero, en tener detrás una organización potente, como es el caso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) por tradición y volumen. En segundo lugar, tiene que tener importancia, además del volumen profesional, el asistencial.

¿Qué objetivos se han marcado desde la organización de cara a este Congreso?

Un congreso médico siempre es un foro de encuentro de especialistas en el que se intercambian experiencias, se debaten diferentes temas… En general, los congresos tienen siempre una triple finalidad. Por un lado, la principal es de carácter formativo, de actualización de conocimientos. Pero también tiene un carácter estratégico, en el sentido de redefinir la posición de la sociedad para adaptarnos a lo que la sociedad nos demanda en cada momento. El tercer aspecto, consistente en potenciar la investigación en red entre distintos hospitales.

¿Qué va a sacar en claro el profesional que acuda al Congreso?

Yo creo que el profesional que acuda al Congreso va a tener una oferta muy amplia para actualizarse, tanto en aquellos aspectos en que ya tiene un conocimiento previo en profundidad, como en los que trata con menos asiduidad y que, en un campo como la Medicina Clínica, se desarrolla a una velocidad de vértigo. Creo que se trata de un programa muy amplio, bastante equilibrado y que resultará atractivo para los congresistas.

Dentro de ese programa tienen un peso específico dos aspectos: cronicidad y pluripatología. ¿Por qué los han seleccionado como aspectos prioritarios?

La Medicina Interna, como especialidad generalista hospitalaria, siempre tiene que estar muy pendiente de cuáles son las principales necesidades sociales. En este sentido, es indudable que en los últimos años está aumentando, de una manera muy importante, el volumen de pacientes con pluripatología. Esto nos obliga a una continua redefinición. La Medicina Interna siempre ha estado muy pendiente de dar una atención adecuada a aquellas patologías médicas más prevalentes: enfermedades cardiovasculares, enfermedades infecciosas, autoinmunes… Ahora, el mayor volumen de demanda social está en el área del paciente mayor con pluripatología.

Se van a presentar dos nuevos proyectos orientados a esta temática. ¿Qué características tienen?

El clínico, a la hora de atender a un paciente mayor que tiene distintas enfermedades de forma simultánea, tiene un problema importante a la hora de realizar una adecuada toma de decisiones y priorizar cuáles son aquellos tratamientos que son más importantes para mejorar su calidad de vida. En la literatura científica no hay mucha información sobre cómo abordar este problema, y lo que pretendemos con estas dos iniciativas es, a través de unos protocolos de actuación, intentar ayudar al clínico que atiende a estos pacientes a priorizar en la toma de decisiones.