Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Retegui recurre a la sanidad para arremeter contra Valcárcel

La candidata socialista reprocha que se gastaran 300.000 euros en un congreso de salud

Lunes, 25 de abril de 2011, a las 19:08

Redacción / E.P. Murcia
La candidata socialista a la Comunidad Autónoma, Begoña García Retegui, asegura que en las listas del PP no hay renovación "ni futuro", tampoco "el equipo de personas que la Región necesita", así como que Ramón Luis Valcárcel supone "despilfarro y derroche", por lo que sentencia, "el que ha creado el problema, porque no ha sabido gestionar, no puede ser el que saque a Murcia de la crisis".

Begoña García Retegui.

En una entrevista a Europa Press, la candidata socialista criticó a Valcárcel por haberse gastado 300.000 euros en un congreso de salud, 5,5 millones de euros en Manifesta, más de 3 millones en la campaña Murcia No Typical, 1,1 millones en el concierto de MTV en Caravaca, 1,5 millones en el patrocinio del Día de la Región o los 41,7 millones que costó en 2010 la Televisión Autonómica 7 Región de Murcia.

Según explicó García Retegui, "hace cuatro años Valcárcel ya vendía Contentpolis, el parque Científico y Tecnológico, el Palacio de Congresos en la ciudad de Murcia, el aeropuerto, la autovía Lorca-Caravaca-Venta del Olivo o el Gorguel", así como en el año 2000, "promesas que ha vendido una y otra vez, que luego deja incumplidas". Y ahora, recordó, "de lo único que le hemos oído hablar es del copago, algo que sí parece que llevará a cabo" porque "no se han tomado medidas cuando se debía".

Lamentablemente, apuntó, en el año 2010, mientras todas las comunidades se apretaban el cinturón y bajaban el gasto corriente, en la Región de Murcia "subíamos un 8% el gasto del funcionamiento de la administración, aproximadamente 200 millones de euros, más de lo presupuestado", contrayendo una gran deuda con familias, empresas y asociaciones. Una deuda, apostilló la socialista, "que se ha producido para pagar gasto corriente, es decir publicidad, protocolo, propaganda o gasto farmacéutico; un despilfarro que no se ha controlado".