Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:50

Rehabilitar un infarto cerebral equivale al sueldo anual de un médico de hospital

El Hospital de Bellvitge de Barcelona aplica un plan pionero en Neurofisiología

Martes, 07 de abril de 2015, a las 13:13
Redacción. Barcelona
La rehabilitación integral tras un accidente cerebro vascular agudo (AVCA) equivale, en términos económicos, al sueldo que recibe a lo largo de todo el año un médico hospitalario, según ha subrayado Isabel Fernández Conejero, responsable de aplicar la monitorización neurofisiológica intraoperatoria (MNI) en el Hospital de Bellvitge de Barcelona.

Según esta profesional, los costes añadidos de la monitorización neurofisiológica “quedan rápidamente amortizados gracias a las complicaciones ahorradas; sólo hay que pensar que el coste del tratamiento y la recuperación de un solo infarto cerebral es similar al salario anual de un médico de hospital”.

Antoni Andreu, gerente del Área Metropolitana Sur del Instituto Catalán de la Salud (ICS), que incluye el Hospital de Bellvitge.

En este contexto, el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha empezado a aplicar la MNI, que permite prevenir hasta el cien por cien de las lesiones neurológicas en algunas intervenciones de riesgo, como las de aneurisma intracraneal.

Según fuentes del propio centro, el hospital es pionero en esta técnica y esta semana organiza un curso en el marco del Máster en Electrodiagnóstico Neurológico, impartido por la Universidad de Barcelona (UB) con la colaboración del Hospital Clínic de Barcelona y el Instituto Guttmann.

Bellvitge es el centro de España y de Europa que más MNI realiza, unas 300 cada año, aplicadas a intervenciones de Neurocirugía, Traumatología, Otorrinolaringología, Cirugía Plástica y Cirugía Vascular, entre otras.

La MNI consigue evitar secuelas en un amplio abanico de intervenciones quirúrgicas que presentan riesgo de daño neurológico y consiste en la presencia de un neurofisiólogo en el quirófano, durante una intervención quirúrgica compleja, que se encarga de detectar principios de lesión antes de que sean irreversibles, para que se puedan corregir.

Estímulo del córtex motor

El neurofisiólogo estimula el córtex motor con una tira numerada de electrodos, mediante la cual consigue información constante del estado de las neuronas.

Fernández Conejero ha destacado que, con la monitorización neurofisiológica intraoperatoria, “se consigue una cirugía más avanzada y segura” teniendo en cuenta que se evitan lesiones como paraplejia, parálisis faciales y afectaciones de los esfínteres.

La MNI está indicada en todas aquellas intervenciones donde pueda haber afectación neurológica: la neurocirugía (resecciones de tumores de cerebro, de base del cráneo y de columna vertebral), la cirugía cardiaca, vascular, ortopédica, traumatológica, otorrinolaringológica, maxilo-facial, oral, plástica y cirugía general.

ENLACES RELACIONADOS:

Los neurólogos reiteran: hacen falta más unidades de ictus (29/10/2013)