Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40

Reducir los daños prevenibles en los pacientes, objetivo del nuevo Plan de Salud

Casi un tercio de las complicaciones que sufren las personas ingresadas en hospitales obedecen a causas evitables

Jueves, 08 de mayo de 2014, a las 21:11
Redacción. Pamplona
Reducir los daños prevenibles en los pacientes constituye uno de los principales objetivos del Plan de Salud de Navarra 2014-20, ante el hecho de que entre el 25 y el 33 por ciento de las complicaciones que sufren los enfermos hospitalizados obedecen a eventos relacionados con la asistencia sanitaria que podrían haberse evitado. Entre ellos destacan por su frecuencia los causados por medicamentos (37,4 por ciento), las infecciones hospitalarias (25,3 por ciento) y los derivados de la aplicación de procedimientos quirúrgicos (25 por ciento).  

Precisamente, la seguridad del paciente es el tema de una jornada, organizada por el Departamento de Salud en colaboración con Novartis, que ha sido inaugurada este jueves por la consejera de Salud, Marta Vera, y en la que han intervenido, además, expertos que han abordado cuestiones como los progresos y avances en este ámbito, la gestión del riesgo sanitario en el enfermo crítico, o los retos que la seguridad del paciente presenta en Navarra.

En su intervención, la consejera Vera ha señalado que estas situaciones adversas prevenibles constituyen un problema de salud pública de "primera magnitud" ya que sobrepasan como principal causa de muerte a otras enfermedades como las cardíacas. Ha explicado asimismo que, dado que se trata de un problema de salud pública, herramientas y disciplinas utilizadas en este ámbito, como la epidemiología y la estadística, pueden contribuir a la mejora de la seguridad de los pacientes ya que proporcionan información útil sobre los efectos adversos y los factores de riesgo asociados, sin olvidar el papel esencial de la gestión y las políticas sanitarias.

Por todo ello, el Plan de Salud 2014-20 considera la seguridad del paciente como una de las doce áreas estratégicas que prioriza el plan y, además, se pretende que las acciones relacionadas con ella se integren e impregnen el resto de áreas estratégicas de manera que constituyan no solamente un conjunto de líneas de acción sino también un valor, un principio fundamental.

En Navarra se han venido realizando distintos proyectos en este campo, en línea con la Estrategia de Seguridad del paciente desarrollada por el ministerio de Sanidad, y que se basa en tres pilares: del desarrollo de luna cultura de seguridad, el fomento de la aplicación de prácticas seguras y la promoción de la investigación en efectos adversos.