18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Rechazo unánime de las asociaciones de pacientes al plantón de Ryanair a un niño que iba a ser trasplantado

La compañía negó el embarque a un niño canario de 10 años, poniendo en peligro que se le pudiera hacer un doble trasplante de riñón e hígado

Viernes, 20 de marzo de 2015, a las 18:42
Redacción. Madrid
La actitud de Ryanair en el caso de Tueya, un niño canario de 10 años cuyo doble trasplante estuvo a punto de no poder llevarse a cabo después de que la compañía le negara el embarque, ha causado el rechazo unánime de las asociaciones de pacientes trasplantados. Las cuatro más influyentes a nivel nacional han emitido un comunicado en el que critican una decisión que “puso en riesgo las expectativas de una mejor calidad de vida” para el niño.

Michael O'Leary, presidente de Ryanair.

El documento, que firman de forma conjunta la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñon (Alcer); la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth); la Federación Española de Fibrosis Quística y la Federación Española de Trasplantados de Corazón (Fetco), critica la decisión de Ryanair por “obviar los más elementales deberes de auxilio” con Tueya apoyándose en el temor infundado de que pudiera darse un “desenlace fatal” durante el vuelo previo al doble trasplante de riñón e hígado al que, finalmente, sí pudo someterse.

“Dada la situación de necesidad del niño, perder una oportunidad de trasplante podría poner en riesgo no solo su calidad de vida futura, sino también su supervivencia”, han manifestado las agrupaciones de afectados, destacando a su vez que Tueya había esperado más de dos años por este trasplante.

El comunicado destaca que, pese a las trabas, finalmente la intervención sí pudo llevarse a cabo en el madrileño Hospital de La Paz gracias a la colaboración de Air Europa. Desde la compañía balear han señalado que, si bien no existe un protocolo para estas situaciones, sí hay “concienciación por parte de todos los que estamos en la industria del transporte sobre la importancia que tiene la rapidez cuando se trata de un trasplante de órganos”.

Los responsables del avión en el que viajaba Tueya y su familia estuvieron en permanente contacto con la Organización Nacional de Trasplantes. A pie de pista aguardaba una ambulancia preparada para transportar al niño con la mayor brevedad posible al centro hospitalario de La Paz, donde finalmente se pudo realizar la intervención.