18 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Martes, 18 de febrero de 2014, a las 16:55
Redacción. Palma de Mallorca
El pleno del Parlamento balear ha rechazado -con el voto en contra de los diputados del PP- la Proposición no de Ley presentada por el PSIB con la que reclamaban la retirada del anteproyecto de la ley del aborto porque "hay que dejar" que éste "siga su curso parlamentario", ha justificado la popular, Margalida Prohens.

Margalida Prohens.

Después de que PSIB haya defendido esta PNL que ha sido apoyada por MÉS al entender que el Gobierno central "pretende convertir en delito" lo que algunos consideran que es un pecado, el PP ha acusado a estos grupos de hacer "una oposición de titulares" porque la competencia sobre esta normativa es estatal.

La parlamentaria del PP Margalida Prohens ha criticado que la oposición "pretenda que el Parlament pida la retirada de un texto que se encuentra en fase inicial" y ha hecho hincapié en que el texto se "mejorará". "El anteproyecto sufrirá mejoras para acercar posturas".

"El PP quiere una ley consensuada que haga caso de las recomendaciones de los órganos consultivos, las recomendaciones internacionales, que proteja a la mujer ante una decisión que marcará su vida, que encuentre el equilibrio entre los derechos de la mujer y del no nacido", ha dicho la portavoz adjunta del PP.

Retroceso en derechos civiles

Por su parte, la socialista Cristina Riera ha considerado la reforma como "un retroceso en derechos civiles" con la que se produce la "sustracción del derecho a decidir a las mujeres sobre cuándo quieren ser madres". El anteproyecto, ha indicado, es "todavía más restrictivo que la ley del 85.

"De aprobarse, la decisión sobre el cuerpo de las mujeres estará en manos de terceros", ha indicado Rita antes de lamentar el "tono paternalista" que se da hacia las mujeres.

Además, en relación a las declaraciones de Prohens sobre la competencia estatal de la normativa, Rita ha replicado que "el Parlament es soberano para debatir todo lo que considere que hay que debatir, aunque luego haya un debate en el Congreso, no dé lecciones sobre lo que hay que traer".

La socialista ha aclarado que su partido no está "a favor del aborto" porque "pensamos que es una tragedia para cualquier mujer", sino que están "a favor del derecho a decidir de la mujer".

Santiago: la Iglesia, valedor ético del PP

Mientras, la portavoz adjunta de MÉS, Fina Santiago, ha lamentado que el "valedor ético" del PP continúe siendo la Iglesia y, tras mostrar su respeto a las diferentes creencias, ha remarcado que, en un Estado aconfesional, el partido que aspira a gobernar no pueden convertir lo que creen pecado en religión.

La econacionalista ha reprochado también que tengan "la mentalidad de que el no nacido está por encima de la mujer" y ha reivindicado el derecho de las mujeres a decidir "cuándo queremos parir".

Según ha indicado, la "contrarreforma" de Gallardón "nos aleja de la Europa moderna que separa la Iglesia del Estado, la primera vez que se pasa de una ley de plazos a una ley de supuestos", ha criticado.
Aprobados dos puntos por unanimidad

No obstante, se han aprobado dos puntos por unanimidad de la propuesta de los socialistas, con los que el Parlament señala que los poderes públicos deben garantizar los derechos fundamentales de las mujeres en el ámbito sexual y reproductiva, así como las condiciones de la interrupción voluntaria, legal y segura del embarazo.

Asimismo, la Cámara ha apoyado declarar que los poderes públicos deben asegurar en el desarrollo de sus políticas, el acceso en equidad a las prestaciones relacionadas con la salud sexual y reproductiva de las mujeres a partir de una política pública, integral y preventiva.