Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Rechazadas las enmiendas de PSOE y PRC contra el plan de ajuste de Diego

El PP defiende el plan porque “sobre un agujero no se puede construir nada sólido”

Martes, 15 de mayo de 2012, a las 11:24

Redacción. Santander
El PP ha hecho decaer con su mayoría absoluta las enmiendas a la totalidad de la oposición contra la ley que desarrolla el denominado plan de ajuste, en el que PSOE y PRC han denunciado que introduce un "cambio de modelo social" con una visión "ideológica", "injusta" y "recortes democráticos".

Ignacio Diego, presidente de Cantabria, en el Parlamento autonómico.

Frente a esto, el PP ha defendido una medida "necesaria", sin la que no sería posible crear empleo ni financiar el Estado del Bienestar, porque "sobre un agujero no se puede construir nada sólido", tras los "efectos demoledores" sobre las cuentas públicas de las políticas de sus predecesores.

PSOE y PRC han advertido de que el plan de ajustes supone un "cambio de modelo social", que estos grupos ven "injusto", basado en una visión "ideológica" que carga sobre los "que menos tienen", con puntos que pueden ser inconstitucionales y que revela el "autoritarismo" del Gobierno con "recortes" que son también "democráticos".

Ambos grupos se han pronunciado así en el debate sobre las enmiendas a la totalidad de la Ley de Medidas Administrativas, Económicas y Financieras para la ejecución del Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de la comunidad.

Ese plan, conocido como plan de ajuste, recoge un conjunto de medidas para obtener 157 millones de euros, como la subida de tasas, la implantación del céntimo sanitario, nuevas condiciones en el personal público, la reducción de diputados autonómicos y la supresión de los consejos asesores.

Al proyecto de ley se han presentado dos enmiendas a la totalidad que pedían su devolución, una por cada grupo de oposición. La del PSOE incluía un texto alternativo, un plan con medidas fiscales que perseguía obtener 90 millones de euros, en la que el PRC se abstuvo, al igual que los socialistas con la de sus exsocios, sin texto alternativo.

Desde el PRC se llamó la atención sobre el hecho de que, como sucede con otras leyes, nadie del Gobierno de Cantabria presentara la ley, en algo que ha tachado de "insólito" y que para ellos obedece a un "acto de cobardía".

“Recortes sociales y democráticos”

PSOE y PRC han coincidido en llamar la atención sobre la carencia de memoria económica que justifique los ahorros, y en la que han visto una prueba de que lo que se persigue realmente es un cambio de modelo social. Para el portavoz regionalista, Rafael de la Sierra, ese nuevo modelo llevará a "una sociedad menos justa y solidaria", mientras que la socialista Eva Díaz Tezanos ha denunciado el retroceso en las políticas sociales.

A ellos ha sumado los "recortes democráticos" con los que se "entierran" la participación institucional, a través de la supresión del Consejo Económico y Social y los Consejos de la Mujer y la Juventud, medidas que "disparan en la línea de flotación de la democracia".

De la Sierra ha alertado de "los trucos de la ley", con preceptos que pueden ser inconstitucionales, como las encomiendas de gestión o la definición de los contratos como de interés público, entre otras. Por su parte, el PP ha reprochado a la oposición su "falta de rigor" en las críticas, tachando al PRC de "negacionista" por no mostrar alternativa, y defendiendo las explicaciones dadas sobre el proyecto durante su tramitación.

Pero además, el diputado 'popular' Julio Bartolomé, ha enfatizado su apoyo "completo y decidido" al plan, que supone un regreso a los principios básicos de la economía, en los que se administraban recursos escasos, mientras que a su juicio la oposición sigue en un pasado en el que no existían esos problemas.
Bartolomé ha afirmado a socialistas y regionalistas que en el momento actual "las circunstancias cambian cada día". "A veces tenemos la impresión de que traspasamos un campo de minas", ha expresado.

“Hay alternativa”

Frente al plan, el PSOE ha reivindicado que "hay alternativa", plasmada en su texto alternativo, en el que se propone la recuperación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la reforma del de Patrimonio para ingresos superiores a los 900.000 euros, y mantener la "tendencia" en la subida del canon de saneamiento y basuras, a un "asumible" 10% frente al 30% que propugna el plan. Con todas ellas, se obtendrían 90 millones de euros.

Esa enmienda no fue apoyada por el PRC. Su portavoz, Rafael de la Sierra, ha justificado su postura, porque ellos están en contra del plan y la enmienda es sobre su contenido, no sobre su eliminación, además de por no saber si la cifra que se plantea es la necesaria, ante la carencia de datos por parte del Gobierno.

El PP rechazó la alternativa socialista porque, como explicó el diputado Julio Bartolomé, pese a compartir los 'populares' la necesidad de una progresividad fiscal, el PSOE no se ha mostrado de acuerdo con ninguna medida para el control del gasto, planteando sólo medidas en materia de impuestos.