13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Rechazada una moción sobre la atención sanitaria de los trabajadores de la Universidad de Navarra

En los presupuestos autonómicos para este año se contempla una partida de 5,3 millones para tal fin

Miércoles, 18 de enero de 2012, a las 13:51

Redacción. Pamplona
Los votos en contra de UPN, PSN y PPN han impedido que prospere una moción de Bildu que instaba al Gobierno foral a analizar "la razonabilidad de mantener externalizada la prestación sanitaria primaria y especializada por la Universidad de Navarra a sus trabajadores".

Bakartxo Ruiz, de Bildu, ha defendido la iniciativa.

El texto, que ha sido debatido y votado en la Comisión de Salud, instaba además al Gobierno navarro a plasmar en un informe dicho análisis, un informe que debería condicionar la renovación o revisión del contrato.

En su explicación de motivos se indica que el coste del convenio con la Universidad de Navarra ascendió en 2008 a 3,3 millones y en 2011 a 5,6 millones de euros. En los presupuestos de Navarra para este año se contempla una partida de 5,3 millones.

La iniciativa, que ha contado con los votos a favor de Bildu, NaBai e I-E, ha sido defendida por Bakartxo Ruiz, quien ha incidido en que la moción es "perfectamente asumible", ya que en ella se recoge la recomendación de la Cámara de Comptos a los servicios del SNS-O de analizar la razonabilidad de mantener externalizada desde 2012 la prestación sanitaria de ese colectivo.


Es por esto, por lo que, en opinión de la portavoz de Bildu, la moción "tendría que ser admitida por todos, si todos apostamos por un sistema público de calidad", ha aseverado. Ruiz ha denunciado el "ocultismo con el que se ha llevado el tema" y se ha mostrado convencida de que "evidentemente se va a volver a firmar".

Tras opinar que el acuerdo "parece que es un chollo para Osasunbidea" y asegurar que no les van a hacer creer que "el OPUS" les "hace un favor", ha puesto "muy en duda la justificación de ahorro a la que aludía Kutz en 2009 y ahora Vera".

En su turno de réplica, ha precisado a los portavoces que se han posicionado en contra que esta moción no se plantea echar atrás el contrato, solo pide que se realice un informe. A todos ellos les ha dicho que "con su voto se retratan".

La portavoz de NaBai, Asun Fernández de Garaialde, ha pedido que "si es una privatización se diga claramente" y si es una subvención se ha preguntado "por qué no concurren a las ayudas públicas". Además ha incidido en la necesidad de justificar ese concierto con "datos reales, no vaya a pasar lo que ya ha pasado con anterioridad".

La portavoz de I-E, Marisa De Simón, ha asegurado no entender por qué se mantiene el convenio con la Universidad de Navarra y por qué unos trabajadores deben tener una prestación diferente a los demás, sobre todo en un momento de crisis, en el que se están produciendo recortes importantes. A UPN le ha dicho que si supone un ahorro debería reconsiderar cómo tiene organizado el sistema de salud.

En el turno en contra, el portavoz de UPN, Antonio Pérez Prados, se ha remitido a la próxima comparecencia de la consejera para explicar su decisión de firmar un nuevo contrato, ha señalado que las recomendaciones de la Cámara de Comptos en cuanto al encuadre legal ya se han seguido y ha añadido que se está realizando un estudio de costes para ver si hay ahorro o no.

Por su parte, la portavoz del PSN, María Carmen Ochoa, ha reconocido que todos quieren un estudio económico "más profundo", pero se ha mostrado a favor de dar un plazo para ver la conveniencia o no de mantener un convenio y de dar la oportunidad a la consejera de explicar ante la Cámara su decisión.