18 nov 2018 | Actualizado: 10:20

El Colegio de Médicos recibe a los alumnos de Segundo Ciclo de Medicina

La precolegiación les permite incorporase, de forma voluntaria y gratuita, al Colegio y disfrutar de los servicios que ofrece

Viernes, 27 de septiembre de 2013, a las 14:26

Redacción. Pamplona
El Colegio de Médicos de Navarra recibió, el pasado 25 de septiembre, a los alumnos de Segundo ciclo de Medicina de la Universidad de Navarra en su sede, en la que los futuros médicos asistieron a una clase magistral impartida por Serafín Romero, secretario general de la OMC y Pilar León, secretaria de la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Navarra y profesora titular de Historia de la Ciencia en la Universidad de Navarra. En el acto se presentó la precolegiación a los estudiantes, que les permite incorporarse, de forma voluntaria y gratuita, al Colegio de Médicos de Navarra y disfrutar de los servicios que ofrece.

María Teresa Fortún.

Mª Teresa Fortún, presidenta del Colegio de Médicos de Navarra y Jorge Iriarte, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra dieron la bienvenida a los futuros médicos y les animaron a formar parte de la vida colegial y a entrar en contacto con la profesión. La doctora Fortún destacó que la Medicina es una profesiónde esfuerzo y de grandeza en su dedicación a los más débiles y en el respeto hacíalos pacientes. “Somos además profesionales de grandeza porque nos dedicamos aformar y a formarnos durante toda nuestra vida profesional, porque tenemos nuestro propio Código de Etica y Deontología y porque somos capaces de ayudar y orientar a los compañeros que lo necesiten, gracias al Programa de Atención al Médico Enfermo (Paime). Pocas profesiones pueden decir lo mismo”.

El decano de la Facultad de Medicina, Jorge Iriarte, destacó que la precolegiación es un paso más para formar parte de la vida profesional. “La Medicina no es solamente una forma de ganarse la vida, porque al médico se le exige más. La sociedad espera mucho de nosotros y tenemos el deber de responder con la dignidad que exige estar siempre al servicio del enfermo”.

Entre los invitados se encontraban, además de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Navarra y profesores de la Facultad de Medicina, los vocales nacionales de Médicos en Formación, Oscar Gorría y de Médicos en Empleo Precario, Fernando Rivas.

A contracorriente

Serafín Romero, secretario general de la OMC, defendió la necesidad de la colegiación universal con el fin de lograr “la más eficiente, justa y equitativa regulación de la asistencia sanitaria y del ejercicio de la medicina” y subrayó que en la tesitura actual los Colegios de Médicos se han marcado como línea estratégica “regenerar la Medicina a contracorriente”.

Apostó por caminar hacía un nuevo  ideario profesional “que nos permita  intervenir en el diseño de la política educativa de pregado y especialidad y en la política demográfica de la profesión, regulando los números clausus y los desajustes en la oferta y demanda”. “Ejercer efectivamente la autorregulación es además –subrayó Serafín Romero- promover la excelencia, reivindicar el ideario profesional en las instituciones empleadoras promoviendo la participación activa en la gestión clínica, introducir la validación, regular la entrada y el registro de profesionales, gestionar adecuadamente los errores médicos y establecer un nuevo contrato social, liderando el movimiento en pro de la calidad y seguridad asistencial y estableciendo alianzas con los demás agentes sociales”.

La Deontología protege a los ciudadanos

La doctora Pilar León, secretaria de la Comisión de Etica y Deontología del Colegio de Médicos de Navarra, explicó a los futuros médicos la importancia de la deontología médica “construida por los propios médicos como respuesta y garantía al pacto que se establece entre la sociedad y la profesión. Si existe es porque así lo reclama y exige la sociedad en España y en el resto de los países”. Añadió que la Deontología médica “guía e inspira la actividad profesional, garantiza la independencia de la profesión ante el poder político y protege a los ciudadanos frente a cualquier tipo de abuso”.