Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 12:00

Rajoy asegura que cuando “se estabilice la economía” se recuperará la inversión en ciencia

El presidente ha destacado la financiación público-privada del CNIC como ejemplo de “referencia” del país

Jueves, 12 de junio de 2014, a las 16:03
Cristina Alcalá / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La ciencia, innovación e investigación en España requiere de una mayor inversión, también en materia sanitaria, por parte del sector privado si quiere alcanzar el nivel de los países de su entorno. Así lo ha manifestado el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en su visita al Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) este jueves. “Animo encarecidamente a nuestras empresas a que apuesten por la investigación española, inviertan en sus proyectos y apoyen la labor de las universidades de nuestro país”, ha destacado.

En el centro, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, y Ana Mato, ministra de Sanidad, en la foto de familia con el director general del CNIC, Valentín Fuster, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y los 14 empresarios que patrocinan la Fundación ProCNIC.


Un apoyo que debe ser respaldado también por la Administración, ha admitido el presidente, a través de una regulación estable, ayudas fiscales y leyes aplicables y previsibles. “Debemos esforzarnos por hacer más eficiente la estructura del sistema de ciencia, alineando los esfuerzos de todas las administraciones españolas con los objetivos que persigue la Unión Europea, y evitando la dispersión de iniciativas”.

Una unión público-privada

Desde 2005, el CNIC cuenta con una financiación público-privada entre el Gobierno, a través del Instituto de salud Carlos III, y la Fundación Pro CNIC, que agrupa a 14 empresas españolas que ejercen de patrocinadores. Este organismo ha permitido impulsar la investigación cardiovascular y su traslación al paciente con sus más de 300 empleados en plantilla, además de desarrollar CNIC-Joven, una iniciativa que formar a jóvenes investigadores en esta área.

Rajoy explica los avances pioneros del CNIC.

El presidente evalúa el nivel científico de España.


Una unión, el de la empresa y el de la investigación, “que sirve de referencia para otros organismos, que se complementan y que no se anulan” para crear riqueza en el país, según ha destacado el jefe del Gobierno.

Al acto han acudido también la ministra de Sanidad, Ana Mato, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela y el director general del CNIC, Valentín Fuster, quien ha hecho un repaso de los principales proyectos que impulsa el centro que dirige. Fuster ha destacado, por encima de todo, la importancia de los jóvenes investigadores que conforman el CNIC, donde más de 400 de ellos participaron en programas de entrenamiento en 2013.

A la izquierda, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la derecha, el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), durante sus intervenciones.


Las autoridades han visitado el centro para constatar los avances en materia de investigación cardiovascular, como por ejemplo, la eficacia que el CNIC ha demostrado en un fármaco de menos de dos euros para reducir el daño de un infarto o la validez de la polipíldora, un medicamento en periodo de aprobación que mejora la adherencia al tratamiento cardiovascular.

Mariano Rajoy, Ana Mato y Valentín Fuster saludan a Carmen Vela y a Antonio Luis Andreu, director del Instituto de Salud Carlos III en la entrada del CNIC.


A la izquierda, Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. A la derecha, Emilio Botín, presidente del Banco Santander, junto a Ana Mato, Valentín Fuster y Mariano Rajoy.