Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Quirón no dio la voz de alarma ante el intento ilegal de trasplante

Los investigadores ven “llamativo” que los procesos médicos realizados a los inmigrantes candidatos a vender parte de su hígado pasaran “desapercibidos” para los responsables del centro sanitario

Jueves, 13 de marzo de 2014, a las 22:05
Redacción. Madrid
Esta semana el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, en compañía del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, anunciaba la imputación de varias personas relacionadas con un intento de trasplante ilegal (por partir de la compraventa de un órgano), y sacaba dos conclusiones al respecto: "Que hay que estar alerta porque es un peligro emergente en todo el mundo, y que el sistema nacional de transplantes funciona de forma adecuada".

Pero la tranquilidad de Matesanz, generada porque el Hospital Clínic de Barcelona dio la voz de alarma siguiendo el protocolo de la ONT ante las demanda asistencial anómala de un paciente libanés, que pretendía que se le realizara un trasplante de hígado, se ve turbada por el hecho de que semanas antes el Hospital de Quirón en Valencia no detectó ningún indició cuando dos de los imputados en esta operación acompañaron a varios inmigrantes a hacerse pruebas muy específicas por valor de 12.000 euros, según informan los diarios 'El País' y 'Las Provincias'.

Ignacio Cosidó, director general de la Policía, y Rafael Matesanz, director de la ONT, explican la operación contra el intento de tráfico de órganos. A la derecha, María Cordón y José Ramón Rubio, consejera delegada y vicepresidente de Quirón.


Según el primer rotativo, los inmigrantes, que presuntamente iban a donar parte de su hígado a cambio de unos 40.000 euros para ser trasplantado al ciudadano libanés, se sometieron en Quirón Valencia "a todo tipo de pruebas. Desde comunes, como análisis de sangre, hasta otras más específicas como ecografías abdominales, TAC abdominales o volumetrías hepáticas, comprobación indicada solo para pacientes con cáncer hepático o para el trasplante de hígado". 

'El País' señala que los investigadores de este caso de tráfico ilegal de órganos consideran "llamativo" que estos procesos pasaran "desapercibidos" para los responsables de Quirón Valencia, y no se diera la voz de alarma propia del protocolo de la ONT al respecto. Con las pruebas realizadas en Quirón Valencia el paciente libanés eligió a dos candidatos entre los nueve que accedieron a participar en la práctica ilegal de donar órganos a cambio de dinero.

El Clínic de Barcelona sí que paró el trasplante ilegal

La inacción de Quirón Valencia contrasta con el acierto del Barna Clínic, la parte privada del Clínic de Barcelona, que dudó del vínculo entre el donante y el receptor y no accedió a realizar el trasplante. Detuvo así la operación en el primer filtro que plantea la ONT. No hizo falta llegar a los dos siguientes: el análisis del comité de ética, y el del juez.


ENLACES RELACIONADOS:

'REVISTA MÉDICA' / ¿Quién hay detrás de Rafael Matesanz?

La ONT frena las campañas de donación para personas concretas (08/01/14)