Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15

PSM-IV-ExM dice que la diferencia entre 2010 y el presupuesto de 2012 es de 245 millones en salud y bienestar social

La coalición alerta de que el Gobierno sólo quiere pagar las prestaciones por dependencia los próximos cuatro meses

Jueves, 10 de noviembre de 2011, a las 16:07

Redacción. Mallorca
El PSM-IV-ExM y Més per Menorca ha revelado que la diferencia entre el presupuesto de la comunidad de 2012 y lo liquidado en el 2010, "lo que realmente se gastó", asciende a 245 millones de euros sólo en sanidad y servicios sociales, por lo que, según ha opinado, son "cifras suficientemente importantes como para pensar que no sufrirán los servicios sociales" de la comunidad.

Los diputados Biel Barceló y Fina Santiago.

Así lo ha revelado el portavoz de la coalición en el Parlamento, Biel Barceló, quien pese a admitir que los números globales de las cuentas autonómicas contemplan un ligero incremento en salud y una partida similar a la que había en bienestar social, al comparar lo liquidado, existen unas diferencias por las que creen que habrá una parte importante de recortes.

En este sentido, se ha manifestado también la diputada Fina Santiago, quien ha asegurado que no existe presupuesto suficiente para dar cobertura a la actual demanda de personas con dependencia. Así, ha señalado que no se podrán dar de alta nuevos usuarios de dependencia, puesto que únicamente se podrán sustituir las bajas que se produzcan por defunción o renuncia.

Además, en sanidad, donde la comunidad ya tiene un gasto por habitante por debajo de la media, se prevé cobrar el pago de la tarjeta sanitaria individual con un coste a diez euros por persona, con lo que el Govern prevé ingresar cinco millones de euros.

"Incongruencia" entre la memoria y las partidas presupuestarias

Por otra parte, Santiago ha criticado también la "incongruencia" existente entre la memoria y las partidas presupuestarias como la convocatoria del Bonus Infancia pese a no contar con una partida presupuestaria, proponer la creación del Consell de la Dona cuando ya está creado, o detallar un programa de las actividades concretas en aplicación de un Plan de Igualdad que no existe, entre otras acciones.

Todo ello, según la parlamentaria, demuestra que la nueva directora del Institut de la Dona ha copiado la memoria del 2007 de esta institución. Según ha lamentado, la previsión del programa de Pensiones y Prestaciones económicas del Capítulo IV que hace referencia a las ayudas a la dependencia sólo contempla dinero para pagar las nóminas de cuatro meses.


Voluntad de perjudicar al tercer sector

Además, las cuentas para el 2012 evidencian una "voluntad política intencionada de perjudicar al tercer sector". En este sentido, ha señalado que mientras el Govern les debe diez millones, a partir del próximo año las entidades que reciben servicios derivados de la administración pública no podrán contar con el pago anticipado de las subvenciones públicas. "Las entidades estarán financiando la administración porque se verán obligadas a pedir créditos a los bancos para cubrir servicios básicos que la administración no puede asumir".

Según Santiago, con estas cuentas se demuestra que "quien está gobernando el Govern es el vicepresidente económico" Josep Ignasi Aguiló y que la consellera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, no ha sido "capaz de explicarle qué son los servicios sociales". Los presupuestos de sanidad, familia y bienestar social "son unas cuentas basadas en criterios estrictamente económico que no contemplan las necesidades de miles de personas".

Otras de las medidas criticadas por la coalición ha sido que no exista una previsión de construir centro de días o nuevas residencias, o que la concertación de residencias y centros de día de los ayuntamientos sólo esté presupuestado para medio año.

En este sentido, ha lamentado que se derogue el decreto que regulaba la prestación a las personas que han estado sometidas a tutela administrativa, cuando por este concepto el Govern invertirá únicamente 200.000 euros al año.

Además, ha criticado que se modifique el decreto de cartera de servicios sociales retrasando el reconocimiento de derechos en la teleasistencia y la ayuda a domicilio no vinculadas a la situación de dependencia o que se retrase la renta mínima de inserción del 1 de enero del 2013 al 1 de julio del 2014.

"Facilitar el copago"

Por otra parte, ha considerado que el presupuesto de sanidad está "encaminado a facilitar el copago". "Se revisará la cartera de servicios" y se aplicará el copago en aquellos que sea posible, ha indicado Santiago, quien, además, ha añadido que el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha encargado un estudio sobre esta materia.