Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Sábado, 21 de diciembre de 2013, a las 16:26
Redacción. Santander
El Gobierno de Cantabria integrará el Psiquiátrico de Parayas, las Unidades de Drogodependencia y el Centro de Salud Bucodental, así como su personal, en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), un proceso que culminará en los primeros meses de 2014 y que beneficiará a 144 trabajadores.

María José Sáenz de Buruaga.

Los sindicatos con representación en la Mesa General de Función Pública y el Comité de Empresa han respaldado por unanimidad esta propuesta del Ejecutivo, según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

El Gobierno ha cerrado con los sindicatos CCOO, UGT, SIEP, CSIF y TU el borrador del decreto que regulará el proceso para integrar en el SCS los centros, establecimientos y servicios sanitarios de naturaleza asistencial aún dependientes de la Consejería de Sanidad.

Se trata de un proceso que estaba pendiente desde el año 2002, cuando entró en vigor la Ley de Ordenación Sanitaria de Cantabria, y que deberá estar culminado en los tres meses posteriores a la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) del decreto de integración, que aprobará el Consejo de Gobierno.

La integración en el Servicio Cántabro de Salud beneficia a 144 trabajadores, 110 del Psiquiátrico de Parayas, 15 de las Unidades de Atención Ambulatoria de Drogodependencias y 19 del Centro de Salud Bucodental. El personal funcionario y laboral podrá elegir entre tres opciones, dado que su integración en el Servicio Cántabro de Salud será siempre voluntaria. Así, podrá estaturizarse y, de esta forma, seguir su carrera laboral profesional como personal estatutario, o mantenerse como personal funcionario o laboral en los centros en los que están adscritos.

No obstante, para el personal funcionario sanitario que opte por no integrase se establece la obligatoriedad de participar en los concursos de traslados que se celebren, en cumplimiento del Real Decreto 16/2012, de Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. El personal funcionario y laboral que opte por no integrarse y que no quiera seguir desarrollando su trabajo en su centro de origen podrá solicitar que se le adscriba provisionalmente a otro puesto de trabajo fuera de estas unidades, una petición que la administración resolverá en tres meses.

La integración de estos centros y del personal en el Servicio Cántabro de Salud responde a un compromiso adquirido por la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, al inicio de la legislatura y ratificado en noviembre de 2013 en el Parlamento, donde anunció que "el proceso sería voluntario y se abordaría desde el diálogo y el máximo respeto a los derechos adquiridos, como así ha sido".

Optimizar recursos y mejorar la calidad

Sáenz de Buruaga ha afirmado este viernes que, con este proceso, su departamento busca optimizar los recursos sanitarios de la comunidad autónoma y mejorar la calidad de la asistencia, procurando el funcionamiento integrado del sistema sanitario público y homogeneizando las relaciones de empleo del personal. Según Sáenz de Buruaga, el acuerdo alcanzado supone "un avance histórico" en un proceso "extremadamente complejo", "que llevaba enquistado años y que el anterior Gobierno no se había atrevido a abordar".

La consejera ha destacado, por su "singularidad", la integración del Centro de Rehabilitación Psiquiátrica de Parayas, por tratarse de una pieza fundamental para la mejora de los dispositivos dedicados a la salud mental que el Gobierno de Cantabria va a potenciar.