Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:55

PSdG y AGE presentarán enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de garantías de prestaciones sanitarias

Mosquera defiende que “mejorará la capacidad de decisión del paciente”

Martes, 25 de junio de 2013, a las 14:08

Cristina Mouriño.
PSdG y AGE han anunciado, durante el Pleno del Parlamento, que presentarán sendas enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de garantías de prestaciones sanitarias. La portavoz socialista, Carmen Acuña, ha manifestado que se trata de “una falsa ley, una nueva trampa del Gobierno de Feijóo”. Acuña ha apuntado que a esta norma tendría que haberle precedido la publicación de la lista de espera real y ha criticado la ausencia de informe por parte del Consejo Gallego de Salud.

Eva Solla (AGE) Miguel Á. Santalices (PPdG), Carmen Acuña (PSdG) y María Montserrat Prado (BNG).

Por su parte, la diputada de AGE, Eva Solla, ha señalado que “este proyecto regula conceptos ya regulados, por lo que no constituye ninguna mejora ni aporta ninguna novedad”. Solla ha indicado que la “libre elección de hospital es un disparate que va a introducir la descoordinación entre Atención Primaria y Especializada”. “Este proyecto, ha concluido, es un instrumento de descapitalización de nuestra sanidad”.

El BNG ha denunciado que a partir de este proyecto de ley se pretende “dar carácter legal a destinar recursos públicos a la sanidad privada”. Su portavoz, María Montserrat Prado ha señalado que “está sustentado en una gran mentira ya que estos derechos ya existen en otras leyes vigentes”.

Asimismo, ha denunciado que a partir de esta norma la información sobre las listas de espera pasará de ser trimestral a semestral y ha criticado que no disponga de memoria económica.

La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha respondido a los grupos y ha defendido que esta norma “supone un paso más para que el ciudadano sea el centro de nuestra sanidad”. Regulará, ha explicado, la garantía de demora máxima, amplia la libre elección en Atención Primaria al médico de familia, pediatra y enfermero; permite la libre elección de centro en atención hospitalaria y amplia los procesos sobre los que se puede solicitar una segunda opinión médica, entre otros.

Mosquera ha recordado que se establecerá un tiempo máximo de espera de 60 días para las intervenciones quirúrgicas y de 45 días para las consultas y pruebas diagnósticas. “Propongo sacar las listas de espera del debate político y dotar a los profesionales y gestores de herramientas para decidir sobre cómo abordarlas”, ha apuntado.

Por último, el portavoz del PP, Miguel Ángel Santalices, ha señalado que este proyecto “es un ejercicio de autonomía para que una comunidad autónoma marque los tiempos de espera”. Ha reconocido que la Ley General de Sanidad “fue una buena ley pero hay que empezar a pensar en cambiarla porque ha quedado desfasada”.