19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Profesorado de A Coruña y Vigo podrá impartir docencia clínica en el grado de Medicina de Santiago

La USC conservará “su autonomía para definir sus necesidades” docentes

Miércoles, 29 de abril de 2015, a las 18:13
Redacción. A Coruña
Profesorado de las Universidades de A Coruña y de Vigo podrá colaborar e impartir docencia clínica en el grado de Medicina, tras un principio de acuerdo alcanzado entre las tres instituciones académicas del Sistema Universitario de Galicia, la Consejería de Sanidad y el departamento de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria.

Román Rodríguez, Juan Viaño, Xosé Luís Armesto, Rocío Mosquera y Salustiano Mato.

Este acuerdo, que reconoce a la USC como titular "exclusiva" de la "única facultad de Medicina" y el "único grado" en toda Galicia, permitirá "a partir del curso 2015-2016" que profesorado que imparte aulas en titulaciones de la UDC y la UdV relacionadas con este campo "puedan colaborar" en la docencia clínica, hasta ahora impartida por profesionales dependientes de Santiago.

Las condiciones se determinarán en un próximo convenio que "definirá el alcance" de este trabajo conjunto y que podría permitir que los docentes colaboradores de A Coruña y Vigo impartan clase en la propia Facultad de Santiago de Compostela, que a su vez verá incrementado su número de plazas de nuevo ingreso hasta los 360 alumnos.

La Facultad de Medicina dispondrá de un número de efectivos de las otras universidades que se determinará en el Consejo para la Coordinación da Docencia Clínica de Galicia, previa propuesta de las otras dos instituciones académicas. En concreto, una comisión técnica, conformada por una mayoría de docentes de la USC, analizará y evaluará que el profesorado propuesto reúna las condiciones necesarias.

De este modo, será la misma Facultad de Medicina quien determine "para cada curso académico" las áreas, materias y créditos en los que impartirá este profesorado que, salvo acuerdo expreso, "no podrá superar un máximo que se fijará en torno al 15 por ciento de las necesidades de PDI que tenga la USC en el área afectada".

Los rectores también han avanzado la posibilidad de que se "descentralice antes" la docencia clínica hasta ahora limitada al sexto año de carrera y que se empezará a aplicar a partir del tercer curso, algo que también estará regulado en el mencionado convenio.

Además, se tenderá a que sean profesores adscritos de ciencias de la Salud (PACS) de la UDC y de la UdV, que figuren adscritos a sus respectivos Institutos de Investigación Biomédica, quienes impartan en los hospitales universitarios de A Coruña y Vigo las asignaturas de práctica clínica y rotatorio del último curso de grado.

Autonomía de la USC

El acuerdo explicita a su vez que la USC conservará "su autonomía para definir sus necesidades de profesorado en el grado de Medicina" sin que la colaboración con las otras dos universidades "pueda afectar a la política de plazas" de Santiago. Por otro lado, las comisiones de selección del profesorado colaborador deberán contar con al menos un profesor de la correspondiente especialidad de A Coruña y Vigo.

El convenio indica, además, que la USC podrá contar como personal propio con profesionales sanitarios de los hospitales universitarios de Santiago, A Coruña y de Vigo en condición de contratados como PACS.

Asimismo, los PACS de la USC que tengan condición de investigador principal o coordinador de un proyecto o grupo vinculado a un área científica propia del Inibic y el Inibiv podrán solicitar la subrogación de su contrato en la UDC o la UdV. Del mismo modo, también se abre esta posibilidad para aquellos PACS que desempeñen un cargo directivo en la estructura de gobierno de los citados institutos.

Finalmente, el acuerdo marco entre las tres universidades permitirá formalizar el reconocimiento curricular en la carrera docente para personal de hospitales universitarios que tomen parte en la docencia del grado de Medicina como tutores clínicos. Asimismo, se modificarán los conciertos existentes entre las instituciones académicas y el Sergas para adaptarse a estas nuevas circunstancias.

Más de 10 años de debate

La firma de este acuerdo se formaliza tras años de debate y disputas en torno a la extensión de la titulación de Medicina a las otras universidades del Sistema Universitario gallego. De hecho, en un acto celebrado en el Colexio San Xerome de Santiago, los consejeros Román Rodríguez y Rocío Mosquera y los rectores de las tres universidades gallegas destacaron el carácter "histórico" del mismo.

El rector coruñés, Xosé Luis Armesto, ha valorado "el espíritu" de este acuerdo en la línea de la creación del Sistema Universitario Gallego y una vía para "optimizar recursos" tanto de los centros hospitalarios como de los profesionales docentes para "mejorar la calidad" de la titulación.

Su homólogo vigués, Salustiano Mato, ha incidido en que la colaboración permitirá "dar músculo y proyección" al SUG y "mejorar la asistencia sanitaria" de Galicia a través de la formación, destacando que "todos los facultativos tendrán el mismo reconocimiento" y la "misma posibilidad" de colaborar, algo que "no es baladí".

El rector de la USC, Juan Viaño, ha destacado este acuerdo "muy grande" en relación con una titulación que suma ya "300 años" de impartición, y que ahora se abre a la colaboración ante la "alta demanda", las necesidades formativas y los "tiempos nuevos", para "intentar aprovechar y optimizar los recursos".

"Es un ejercicio de responsabilidad", ha incidido Viaño, quien ha agradecido el trabajo "de todos" para llegar a este principio de acuerdo y ante el trabajo que queda por realizar "en los próximos meses".

La titular de Sanidad, Rocío Mosquera, ha agradecido por su parte "este acto de generosidad y trabajo conjunto" que ha llevado a "un momento histórico" con el objetivo de "dar músculo" a la "única facultad" de Medicina de Galicia, gracias a la colaboración de los hospitales universitarios.

Asimismo, el responsable de Educación, Román Rodríguez, ha destacado que este acuerdo muestra que prevalecen "los intereses generales sobre los intereses particulares" y que "trabajando juntos Galicia es más fuerte".