19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Primeros pasos de la Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica

Con un taller sobre liderazgo médico impartido en el Colegio local de esta profesión

Viernes, 16 de marzo de 2012, a las 15:13

Redacción. Zaragoza
La Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica de la Universidad de Zaragoza ha comenzado a dar sus primeros pasos. Y lo ha hecho con una experiencia piloto celebrada en el Centro de Formación del Colegio de Médicos de la capital aragonesa; un taller sobre liderazgo médico, dirigido por Blanca Porres, vocal de la junta directiva del Colegio de Médicos, coach personal y ejecutivo.

Blanca Porres.

El taller se enmarca en un programa de liderazgo médico dentro del cual la capacitación para el trabajo en equipo es un tema estrella. Tal y como señala el director de proyectos académicos de la Cátedra, Rogelio Altisent, “adquirir capacitación en liderazgo significa ser capaces de lograr que nuestro equipo consiga objetivos que solos no seríamos capaces de alcanzar. Lo cual tiene un significado trascendental en el futuro de la sanidad”.

El taller ha sido dirigido por Blanca Porres, que es médico de familia, y miembro docente del grupo de Comunicación y Salud. Porres señala que “el objetivo general era realizar un encuentro para la reflexión y la vivencia de cómo cada uno de los asistentes trabaja con otras personas y plantearse mejoras”. El taller ha servido para “favorecer la reflexión de los alumnos en cómo puede influir en ellos y en su futuro el trabajar con otros; reconocer cuáles son sus habilidades y aspectos a mejorar cuando trabajan en compañía; o invitarles a que tracen el inicio de un plan de acción para potenciar esas habilidades”, ha enumerado.

Desde que se produjo la firma del convenio de creación de la Cátedra de Porfesionalismo y Ética Clínica, prácticamente hace veinte días, es la primera actividad que se realiza. Entre sus objetivos figura el de establecer una estrecha colaboración con la Delegación de Alumnos para trabajar conjuntamente por la mejora de los programas de formación ética, con el horizonte de desarrollar un programa longitudinal que impregne toda la carrera. De hecho, el grupo de treinta alumnos que participó en la experiencia piloto tuvo que emitir un juicio crítico sobre las posibilidades de esta actividad dentro del futuro de la formación de sus compañeros.

A mediados de abril será la presentación oficial de la Cátedra con una jornada en el Colegio de Médicos de Zaragoza. Allí, con este motivo, los alumnos presentarán la Guía de recomendaciones éticas para el estudiante de Medicina.