Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15
Lunes, 14 de abril de 2014, a las 12:52
Redacción. Oviedo
El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha invitado este lunes a los grupos políticos de la Junta General del Principado a que se sumen a un Pacto Demográfico para hacer frente a la pérdida de población y al envejecimiento. Mediante este plan, Asturias aspira a convertirse en la tercera comunidad autónoma, junto a Galicia y Castilla y León, en desarrollar una estrategia específica en materia de envejecimiento demográfico.

Guillermo Martínez.

“Esperamos que este pacto encuentre el máximo de los consensos en esta cámara, sin escepticismos y prevaleciendo la voluntad de cooperación que hasta ahora hemos encontrado en gobiernos de otras comunidades autónomas y en instituciones europeas”, ha subrayado el consejero en una comparecencia a petición propia en la Comisión de Presidencia de la Junta General del Principado.

El Pacto Demográfico va a tener en cuenta políticas de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres; profundizará en la conciliación de la vida laboral y familiar desde la corresponsabilidad; abordará el envejecimiento activo como una oportunidad de mejora de la calidad para las personas mayores; promoverá la solidaridad intergeneracional; considerará los impactos de la movilidad espacial y la ordenación del territorio; combatirá la despoblación de la zona rural mediante la regeneración económica; y potenciará la innovación social como un sector estratégico y de éxito en el ámbito empresarial.

Para refrendar la necesidad de contar con ese plan, el consejero de Presidencia ha explicado que en Asturias más del 20 por ciento de la población tiene más de 65 años, incluso supera el 27,49 por ciento en las zonas rurales; y el índice de envejecimiento es de los más altos de España: por cada cien niños menores de 16 años, hay 197 personas mayores de 65 años.

Guillermo Martínez ha recordado que el Principado desarrolló una red de servicios públicos para dar respuesta a las necesidades de educación infantil y la asistencia y cuidado de los mayores y personas con discapacidad; afrontó políticas de igualdad mediante programas de coeducación en tareas domésticas y la promoción de prácticas empresariales para promover la conciliación y corresponsabilidad de las empresas; y, la aplicación de medidas fiscales en la declaración de la renta, que en 2012 beneficiaron a 3.000 personas.

El consejero de Presidencia entiende que el Pacto Demográfico requiere el desarrollo y refuerzo de la red de medidas y servicios públicos para dar cobertura a las necesidades de la población en materia de igualdad, salud, educación, empleo y bienestar social; orientar políticas de dinamización demográficas desde la concertación con agentes sociales y privados mediante la innovación social y la generación de empleo; poner en valor las variables demográficas en el modelo de financiación autonómica; y potenciar la cooperación interregional en España y Europa con el fin de favorecer la cohesión económica, social y territorial.