Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:20

PP y PSOE enfrentados por el cobro de la tarjeta sanitaria a personas sin recursos

El PP rechaza la PNL presentada por el PSOE y afirma que están estudiando bonificaciones para las personas en riesgo de exclusión social

Miércoles, 29 de mayo de 2013, a las 19:16

Redacción. Mallorca
El PSIB-PSOE ha presentado hoy en la Comisión de Salud una Proposición No de Ley para que sea suprimida la tasa de 10 euros necesaria para la emisión y renovación de la tarjeta sanitaria, por considerar que es un “impedimento innecesario, injusto y egoísta que rompe la equidad de acceso” El diputado socialista Vicenç Thomàs, ha denunciado que este pago limita  el acceso universal a la salud, vulnerando los derechos que garantiza el Estatuto de Autonomía.

El PP ha votado en contra de la propuesta, que también demandaba la inclusión de un mecanismo para evitar que los pensionistas y personas en situaciones complicadas tengan que abonar por adelantado el copago de los medicamentos. 

Asunción Pons

Asunción Pons, diputada del Grupo Parlamentario Popular ha recordado que actualmente la emisión o renovación de la tarjeta tiene un coste de 10,24 euros y desde 2012 se aplica una bonificación de un 30 a un 50% a todas las familias numerosas. Además, según ha manifestado la diputada en el debate de una PNL en la Comisión de Salud del Parlament, el Govern está estudiando la incorporación de una bonificación de la tasa a otros colectivos, como pueden ser personas sin recursos y con riesgo de exclusión, en la Ley de Presupuestos de 2014. Pons también ha explicado que la solicitud de renovación de la tarjeta sanitaria se presenta sólo en los siguientes casos: por caducidad o renovación anticipada, por pérdida, deterioro o robo o por actualización de los datos.

La diputada menorquina ha asegurado que la adquisición de la tarjeta no es en ningún caso un servicio sanitario, así como tampoco es un copago y cumple con la legalidad, por lo que ha pedido a los miembros de la oposición que “no lo vinculen al sistema nacional de salud porque no tiene nada que ver”. Ha asegurado que la recaudación del cobro de los 10,24 euros es finalista y se destina exclusivamente a Salud y ha recordado que las personas aseguradas o beneficiarias disponen de una tarjeta sanitaria individual que les cubre el acceso al Sistema Nacional de Salud. Además, ha recordado que la Ley de Tasas ya incluye bonificaciones y el Govern está trabajando para incluir nuevas rebajas en 2014.

Asunción Pons también ha defendido el nuevo modelo de gasto farmacéutico implantado por el actual Govern y ha lamentado las falsas acusaciones que presenta el PSOE en la proposición. Ha explicado que el nuevo sistema ha buscado “una fórmula más justa y equitativa para que las personas que más ingresan sean las que más aporten, y los que menos tienen puedan ver reducida la aportación o no paguen nada”. El modelo se basa en tres criterios: renta, edad y grado de enfermedad.

“Es a usted a quien tendríamos que pedir explicaciones por los muchos entuertos en los que nos ha metido; y en cambio pretende sacar rédito político por la muerte de un inmigrante en situación irregular en Mallorca y se niega -como comprobamos ayer en sesión plenaria- a lamentar la muerte de esa persona porque usted sólo tiene un único objetivo: atacar y despreciar al Partido Popular”, ha criticado la diputada menorquina.

Mediadores Culturales

Thomàs también ha pedido durante la Comisión que se restablezca el servicio de de mediadores culturales, que estuvo disponible en la comunidad desde el año 2007 hasta su supresión el pasado 31 de Octubre de 2012 según el diputado. El grupo socialista considera que este era un servicio esencial, puesto que facilitaba la comunicación entre los enfermos extranjeros y los profesionales médicos. 

Sin embargo, la diputada popular Cati Palau ha manifestado su desacuerdo con dicha afirmación, por considerar que “este servicio nunca ha sido desmantelado y está funcionando con seis personas que cubren las necesidades en base a los ratios de población, inmigración y nacionalidad”. Asimismo, la popular ha añadido que “a pesar de las dificultades económicas por las que atravesamos, hemos mantenido este servicio cubriendo las necesidades de aquellas personas que lo requieren”.