16 nov 2018 | Actualizado: 00:00
Viernes, 01 de julio de 2011, a las 14:13

Redacción. Vitoria
El PP ha reclamado al Gobierno vasco que adopte "las medidas necesarias para garantizar una sanidad universal y gratuita a todos los vascos", incluidos los profesionales que, como aparejadores o abogados, "carecen de ese derecho de asistencia".  El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, ha exigido al Ejecutivo autónomo "que actué en el plazo máximo de seis meses para que la asistencia sanitaria sea un pleno derecho para todas las personas empadronadas en el País Vasco".

Leopoldo Barreda.

A través de una proposición no de ley, Barreda ha denunciado que "miles de vascos en la práctica ven impedido el derecho a la asistencia sanitaria". "Resulta injusto que todavía miles de personas, entre ellos profesionales como aparejadores o abogados, no tengan un acceso efectivo a la sanidad pública", ha censurado.

El representante del PP ha explicado que esta situación "choca con la percepción social de que la asistencia sanitaria en España es un derecho de carácter universal, cuando en realidad este derecho legalmente reconocido no es en la actualidad plenamente efectivo, puesto que algunos ciudadanos todavía carecen del derecho a esta asistencia".

Entre ellos, según ha señalado, se encuentran varios colectivos pertenecientes a profesiones liberales organizadas en colegios profesionales que no se encuentran integrados en el régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social.

"Llevan años denunciando esta situación injusta, discriminatoria e ilegal, de insistencia sanitaria", ha lamentado Barreda. El portavoz del PP en el Parlamento vasco ha recordado que, desde 1998, se estableció definitivamente la financiación del sistema sanitario público con cargo a los impuestos y no con cargo a las cotizaciones de la Seguridad Social, con lo que la asistencia sanitaria pasa a ser considerada "una prestación de naturaleza no contributiva y universal, financiada con los impuestos".

Asimismo, ha subrayado que la Ley 8/1997 de 26 de junio de Ordenación Sanitaria de Euskadi establece que el derecho a la protección de la salud tiene carácter universal en el territorio de País Vasco para todas las personas residentes, así como para las transeúntes, en la forma y condiciones previstas en la ley.

Por todo ello, el PP ha presentado una iniciativa para que el Gobierno vasco adopte "cuantas medidas y actuaciones sean necesarias", incluidas las modificaciones normativas que correspondan, en el plazo máximo de seis meses, para que se garantice el "pleno derecho a la real y efectiva asistencia sanitaria" de todas las personas empadronadas en el País Vasco.