21 nov 2018 | Actualizado: 11:20

El Congreso refrenda la gestión sanitaria público-privada

PP, CiU y PNV han tumbado la propuesta de la Izquierda Plural de cambiar la Ley 15/1997

Miércoles, 19 de septiembre de 2012, a las 00:19
María Márquez. Madrid
El diputado de la Izquierda Plural Gaspar Llamazares ha presentado este martes al pleno del Congreso una Proposición de Ley (PL) para cambiar la norma 15/1997 sobre nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud (SNS). Propuesta que ha contado con el absoluto rechazo de PP, PNV y CiU, grupos que han defendido el papel de la colaboración público-privada “porque se complementan”, como ha apuntado Conxita Tarruella (CiU) y porque las autonomías tienen plena competencia para permitirlo, según Emilio Olabarría (PNV). Manuel Cervera, portavoz del PP, ha acusado a Llamazares de desconocer este tipo de gestión y de proferir “dogmas sectarios e ideológicos” que no se corresponden con la realidad.

Los portavoces de la Izquierda Plural y PP, Gaspar Llamazares y Manuel Cervera, durante el pleno de este martes.


Con dos “macroanálisis” con sello canadiense y británico y un estudio norteamericano que concluyen que la gestión privada “es más ineficiente que la pública”, Gaspar Llamazares ha intentado convencer a la Cámara baja sobre la necesidad de cambiar la mencionada Ley de 1997. También ha utilizado términos asistenciales, como datos sobre la duplicación de la mortalidad infantil o el aumento de infecciones en centros sanitarios privados, argumento que ha molestado al portavoz del PP Manuel Cervera, quien ha manifestado que “no tolera” este tipo de información que juega con el trabajo de profesionales y la calidad asistencial de multitud de centros en España.

Si bien Llamazares ha contado con el apoyo del Grupo Mixto en sus facciones de Coalición Canaria y BNG, así como del PSOE, representado por Gracia Fernández, no ha obtenido el mismo éxito con PNV y CiU. Para el diputado vasco Emilio Olabarría esta PL supone “un peligrosísimo error estratégico” por parte de Llamazares, al que ha acusado de “vulnerar” el Estatuto de Autonomía vasco en “siete artículos”, además le ha echado en cara plantear la derogación de esta norma porque “invalida el debate sobre el RD 16/2012”. La portavoz de CiU, Conxita Tarruella, también ha ido por la línea autonómica para destacar la confianza “en la colaboración público-privada porque se complementan” y responde a un modelo que Cataluña ha seguido en los últimos 30 años. “Defender esta proposición sería cargarse el histórico sistema de conciertos que ha funcionado tan bien en Cataluña”, ha afirmado.

A continuación ha sido el PSOE el que ha dado el tercer voto de confianza a la Izquierda Plural. Gracia Fernández ha acusado al PP de llevar a cabo “una privatización sin control allá donde gobierna”. Precisamente reprobando este argumento ha comenzado la intervención de Manuel Cervera, portavoz del PP, quien ha insistido en que “la gestión público-privada no la ha inventado el PP”, recordando sus orígenes nórdicos (Suecia) en los años noventa. Cervera ha rechazado la bipolaridad del debate (“la colaboración no es mala ni buena, sino que depende del cumplimiento de objetivos”) para resaltar que el modelo está presente “en todas las autonomías” y comprende también la gestión del mutualismo (“el 85 por ciento de funcionarios eligen la sanidad privada”) y las concesiones.