10 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Palacios: “Política Social se unirá a la central de compras de Sanidad en 2012”

“Hemos fidelizado más de 4.200 profesionales con la última OPE”

dom 18 diciembre 2011. 21.13H

Ricardo López / Cristina Mouriño / Imagen: Diego S. Villasante. Murcia
María Ángeles Palacios renovó su cargo al frente de la Consejería de Sanidad en las últimas elecciones autonómicas y asumió entonces la cartera de Política Social. La consejera ha explicado a Redacción Médica los retos a los que se enfrenta en esta nueva etapa entre los que se encuentra la inclusión de la Política Social en la central de compras que ya tienen para los productos sanitarios para hacer más eficientes esas compras. Asimismo, ha analizado la situación de los profesionales en La Región y ha hecho balance de esta última legislatura, dentro del ámbito nacional, en materia sanitaria.

Ricardo López, director del Grupo Sanitaria 2000; María Ángeles Palacios, consejera de Sanidad y Política Social de Murcia; y Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas de Redacción Médica.

Tras las pasadas elecciones autonómicas, ha renovado su cargo al frente de la Consejería de Sanidad, ¿cuál es la situación y los retos para estos próximos años?

Efectivamente esta legislatura es distinta y difícil, pero precisamente por eso es un reto y eso siempre hace que sea atractivo.

No está todo solucionado y queda mucho por hacer. Desde el punto de vista de la sanidad se han hecho inversiones muy importantes en tiempos anteriores y eso nos permite afrontar esta nueva etapa dedicándonos más a la asistencia sanitaria.

Son más planteamientos de organización. La crisis nos hace pararnos a pensar y plantearnos las cosas de otra manera.

Si no hubiéramos tenido crisis probablemente hubiéramos seguido creciendo, de una manera poco ordenada según las necesidades de cada momento. Creo que la crisis nos va a permitir salir reforzados porque nos está obligando a hacer un ejercicio serio en cuanto a la organización interna del mundo sanitario. Hacer una buena organización de los servicios sanitarios es el reto que tenemos ahora por delante.

María Ángeles Palacios explica los retos para esta nueva etapa en Política Social.

A partir de ahora asume también las competencias en Política Social, ¿cree que favorecerá una mayor coordinación sociosanitaria? ¿cuáles son los retos en esta materia?

Creo que puede ser una gran ventaja que estemos unidos. Nosotros en las comisiones de dirección tenemos a los directores generales que son los que día a día se encuentran con los problemas que conlleva la gestión de cualquiera de sus servicios. El hecho de que estén juntos y se escuchen ayuda muchísimo.

Entre las iniciativas que llevaremos a cabo en 2012 se encuentra la inclusión de la Política Social en la central de compras que ya tenemos para los productos sanitarios para hacer más eficientes esas compras. Esto que no se estaba haciendo en Política Social lo vamos a desarrollar utilizando la misma central de compras.

Ha mencionado medidas de eficiencia, como la central de compras, ¿qué otras medidas contempla? ¿Se plantea establecer algún tipo de tasa sanitaria, como se ha hecho en Cataluña con la tasa farmacéutica?

No soy partidaria de las tasas. Creo que las tasas al final lo que hacen es gravar más a aquellas personas que más lo necesitan. Normalmente uno no va al médico por capricho sino por una necesidad, por lo que al final podemos caer en el error de dejar que deje de ser un servicio justo y equitativo que atienda a todos por igual. Considero que hay otras muchas formas de trabajar que no pasarían por las tasas.

Soy más partidaria de insistir y calar eso dentro de la conciencia de todos los ciudadanos en una educación para la salud. Convencer a la gente de que el responsable de su salud no es un médico, un enfermero ni es la Administración; es él. Hay que concienciar a las personas de que los que tienen que velar por su salud son ellos. Yo empezaría por ahí. Hay que dejar de medicadizarlo todo y pensar más en que hay otras muchas herramientas para cuidar uno de su propia salud y acudir solamente cuando ya sea muy necesario.

El presidente de la Xunta planteaba hace unos días la posibilidad de cobrar los gastos que supone la hospitalización; Cataluña plantea la tasa por receta farmacéutica; el copago está siempre ahí. En principio, la Consejería descarta este tipo de medidas, pero, ¿ incidirá en la eficiencia de la gestión?

Siempre he dicho que antes de dejar de tener un sistema de salud tal y como lo tenemos ahora, tendríamos que agotarlo todo. Si viéramos que a pesar de agotarlo todo es imposible sostener la sanidad pues entonces igual tendríamos que plantearnos algo más.

Creo que el problema de la sanidad no es la eficiencia sino la financiación. Es verdad que hay que intentar ser los más eficientes posibles pero además de hacer esta labor de responsabilidad tenemos un problema de financiación. Lo que se gasta en España en sanidad es mucho menos de lo que se puede gastar en cualquiera de nuestros países vecinos, y sin embargo las prestaciones que se dan en España son muchas más. Estamos siendo eficientes pero todavía se puede buscar más.

La consejera de Sanidad asegura que no es partidaria de establecer ningún tipo de tasa, y sí de promover la educación para la salud.

Se ha planteado también reducir los horarios de atención en aquellos centros de salud que tienen menos demanda, ¿van por ese camino las medidas de organización?

Eso sí que lo estamos haciendo porque además aquí había una tendencia de crecimiento muy importante de población y eso se ha estancado. Normalmente cuando se dimensionan o se dotan los centros de salud siempre se hace con vistas al futuro. Si que estamos mirando centro por centro cual es la población que hay para ver el personal que necesita.

Los gobiernos de otras comunidades hablan de apoyarse en la colaboración público-privada para salvar el escollo de la crisis. ¿Su Consejería apostará por esta fórmula?

Si se plantea, de hecho ya tenemos colaboración público-privada en determinados servicios y está funcionando muy bien. Por ejemplo, la diálisis se presta a través de este tipo de colaboración público-privada entre el Hospital Santa Lucía y una empresa privada, y está dando muy buenos resultados.

¿Tiene previsto ampliar este tipo de servicios en otras áreas o especialidades?

Si, tendríamos que planteárnoslo. Pero ahora mismo estamos más centrados en la gestión y para esto haría falta, en primer lugar, una inversión y ahora mismo no estamos para invertir.

Una de las reclamaciones que hace el sector privado es la desgravación fiscal en los seguros privados. En este sentido, ¿cuál es la postura del Gobierno murciano?

Eso era algo que efectivamente ya existía y que sería un tema a debatir entre las partes. Ahora mismo no puedo dar mi postura concreta porque creo que habría que ver cuáles serían los términos de esa desgravación, como se puede plasmar eso; pero puede ser una buena idea recuperarlo.

En otras comunidades autónomas están teniendo dificultades a la hora de hacer frente al pago de facturas a proveedores, ¿cuál es la situación en la Región?

Nosotros hemos sacado por parte de la Consejería de Hacienda y Economía un plan de pagos que nos va a permitir poner el contador a cero, de tal forma que toda la deuda que teníamos con proveedores hasta el 31 de diciembre va a quedar recogida dentro de ese plan y esto les da una cierta tranquilidad y así ya empezamos 2012, esperemos, que con los tiempos normales.

El presupuesto de su consejería para 2012 supone casi la mitad del presupuesto global (47,5 por ciento), ¿qué áreas se van a priorizar? ¿será una legislatura de apuesta por nuevas infraestructuras?

En las infraestructuras tenemos que acabar las que se habían iniciado. Como decía anteriormente, esta última legislatura ha sido muy importante desde el punto de vista de las infraestructuras. Hemos abierto 3 hospitales, dos de ellos con la última tecnología y hemos construido 32 centros y consultorios de salud. Eso nos permite tener una red de servicios muy completa. Esto nos ha permitido afrontar esta época de crisis sin tener que invertir en infraestructuras y por lo tanto seguir invirtiendo más en prevención y atención.

El Consejo de Ministros aprobó el RD 9/2011 por el que se obliga al médico a prescribir por principio activo, como medida para contener el gasto farmacéutico, ¿en qué situación se encuentran las oficinas de farmacia murcianas? ¿tiene previsto la Consejería otras medidas en este sentido?

Nosotros ya veíamos que era lo que podía pasar y antes de que llegara esa situación difícil hicimos con ellos un convenio de tal forma que les garantizamos el pago hasta final de año, con lo cual por esa parte están tranquilos porque si que han ido cobrando con regularidad. Para nosotros los gastos en farmacia son prioritarios.

Nosotros llevamos tiempo haciendo muchas cosas dentro de nuestro plan del uso racional del medicamento y una de ellas era la prescripción por principio activo. Cuando lo anunció el Ministerio nosotros ya lo estábamos haciendo. Nosotros decidimos, por aquello de que es más un cambio en la mentalidad, no obligar a los médicos a prescribir por principio activo.

Lo que hicimos fue mantener reuniones con todos los coordinadores y médicos de los centros de salud y anunciarles que había una posibilidad importante de ahorro con esta medida pero que tampoco queríamos generar problemas de salud en cuanto a la adherencia al tratamiento.

Nosotros les dimos la opción de que eligieran de entre sus pacientes crónicos cuales eran aquellos que si podían cambiar su prescripción actual por principio activo. A los que nos dijeron que si, se les cambió y a los que nos dijeron que no, que fue aproximadamente un 5 por ciento, siguieron con su medicación. A nosotros nos funcionó muy bien. Ahora el Ministerio ha sacado esta norma que obliga a todos los médicos, y que nosotros creemos que en algunos casos puede ser perjudicial. Para nosotros ha supuesto poco cambio porque ya lo estábamos haciendo.

¿Es reversible con el cambio de Gobierno?

Creo que sí, porque también daba siempre la opción de dejar un poco de margen al médico si él consideraba que podía ser perjudicial para el paciente.

Entre estas ideas o recursos contra la crisis se ha planteado en Cataluña que los especialistas de Primaria puedan asumir tareas de especialistas de hospitales. ¿Cómo está la situación de la Primaria en La Región?

El médico de familia creo que tiene mucho peso y tenemos que seguir convenciéndolo de que tiene que ser así. Hubo una época en la que ganaron mucho peso los hospitales porque era lo que estaba peor y por eso se volcó más, y se hizo un giro hacia el tratamiento de agudos y se potenciaron mucho los hospitales.

Ahora todo el mundo pasa por el centro de salud por lo que realmente los que soportan el peso de la sanidad y los que hacen más actos médicos al año siempre son los profesionales de Primaria. Ellos son conocedores de esa importancia que tienen dentro de la sanidad.

En cuanto a que tienen que hacer labores de especialista considero que el médico de familia es un médico general que sabe de todo y en mi modesta opinión, estas cosas no se pueden hacer por obligación. Hay médicos de familia que ya están haciendo este tipo de labores. Se trata de animarlos y ayudarles, sobre todo, en los temas burocráticos, que es su principal problema, y es obligación de la Administración intentar evitarles ese tiempo que dedican a tareas burocráticas para que puedan dedicarlo al paciente.

Murcia ha sido pionera en constituir una Mesa de la Sanidad. ¿Cómo valora la Consejería el funcionamiento de este órgano? Por otro lado, también está el Consejo de la Profesión, ¿cree que pueden solaparse las funciones de estas dos entidades?

Nacen como cosas completamente distintas. La Mesa de la Sanidad es un grupo de personas que representan a gran parte de los colectivos sanitarios. Es una Mesa en la que ellos se aglutinan porque están preocupados por la sanidad y creen, con toda la razón del mundo, que tienen ideas que pueden plantear a la Administración para hacer esto más eficiente. Por nuestra parte, bienvenido sea. Tenemos una reunión que celebraremos próximamente para que nos presenten un documento con sus propuestas. En cuanto al Consejo, va por otro lado, no tiene nada que ver, por lo que no se solapan sus funciones.

La Consejería de Sanidad murciana ha conseguido fidelizar a más de 4.200 profesionales con su última Oferta Pública de Empleo.

En cuanto a los Recursos Humanos, ¿está bien dotado el SMS? ¿qué especialidades son deficitarias?

La necesidad de pediatras, anestesistas es algo generalizado en nuestro país. Pero también es verdad que desde el punto de vista de personal nosotros hemos hecho una OPE, que creo que ha tranquilizado bastante ya que ha fidelizado a más de 4.200 trabajadores. Esto nos ha dado un respiro por un tiempo.

¿Notan dificultades en función de la zona geográfica para que vayan allí a trabajar especialistas?

Aquí hay un gran hospital, que es el Virgen de la Arrixaca, en el que lógicamente cualquier licenciado o médico residente quiere quedarse más que en otros hospitales. Y esas pueden ser las dificultades. Ahora mismo hay muchísima colaboración entre todos los hospitales. De hecho, para poder ser acreditados en algunas unidades hemos tenido que hacerlas multihospital, como la de Pediatría, de tal forma que el residente se forma no solo en un hospital sino que va recorriendo varios hospitales de La Región.

La Consejería de Sanidad continúa con su apuesta por ampliar la oferta de plazas MIR, y en la convocatoria 2011-2012 se ha incrementado un 2 por ciento, ¿considera que la cifra es la adecuada, o que habría que aumentar este cupo? Relacionado con esto, está el número de facultades de Medicina, ¿cree que habría que abrir más facultades?

Nosotros estamos bien. La Facultad de Medicina ha hecho un esfuerzo para incrementar cada año un poquito el número de plazas y ahora mismo está bien.

Es verdad, que ahí lo que teníamos que haber hecho es una previsión anterior, porque los alumnos que entran ahora a formarse empiezan a trabajar dentro de 10 años; pero insisto, ahora mismo creo que estamos bien.

Nosotros tenemos planteado un observatorio, tanto para médicos como para enfermeros, de tal forma que cuando se van produciendo jubilaciones o incremento o decrecimiento de población vamos calculando de una forma viva y automática cual es la necesidad. No tenemos un gran miedo a que nos vayan a faltar especialistas.
 

Para Palacios, el Consejo Interterritorial tendría que tener más peso.

En el plano de la política nacional, ¿qué valoración hace de la legislatura desde el ámbito sanitario?

Para mí el cambio de ministros es una de las claves. Es un poco difícil que en 4 años haya habido 3 ministros. Creo que se debe a la poca importancia que se le ha dado a la sanidad.

No es una materia fácil. No es sencillo que uno llegue y en tres meses ya tengas perfectamente controlada cual es la situación, cuales son los puntos débiles de un sistema sanitario tan complejo como es el español. Precisamente ahí, nosotros hemos notado esa falta de liderazgo y coordinación por parte del Ministerio de Sanidad.

¿Cómo ha vivido las últimas reuniones del Consejo Interterritorial? Se habla de dotarle de más peso, de que las decisiones que allí se tomen sean vinculantes, ¿qué opina al respecto?¿ qué futuro le ve? ¿cree que la mayoría del PP en este órgano facilitará los acuerdos?

Habría que darle más peso porque, efectivamente, todos los consejeros que hemos estado esta última legislatura, reclamábamos un pacto de estado por la sanidad. Todos estábamos de acuerdo en muchísimas cosas porque los problemas son comunes. Hay muy pocas cosas distintas entre comunidades autónomas cuando hablamos de sanidad.

No ha habido un debate serio ni se han tomado decisiones importantes y de calado, que no fueran simplemente la industria farmacéutica. No se han tomado decisiones que fueran de mutuo acuerdo entre todas las comunidades autónomas. Espero que el Consejo Interterritorial ahora, que estoy segura de que si, tenga otra fuerza, porque también tendremos un ministerio fuerte.

La mayoría del PP en el CI contribuirá seguro a facilitar los acuerdos, pero en la anterior legislatura hubiéramos llegado seguro a acuerdos también porque todas las comunidades autónomas lo demandábamos, con lo cual han perdido ahí una oportunidad increíble. En general en el CI había unanimidad en las posturas porque los problemas eran comunes. Hemos perdido cuatro años que si hubiéramos tenido un ministro que realmente hubiese creído que la sanidad en España es importante se hubieran sacado cosas muy interesantes.

Precisamente, el consejero de Sanidad del País Vasco, Rafael Bengoa, se quejaba de lo mismo hace unos días y planteaba que sería bueno abrir un foro entre los consejeros con independencia de la Administración central, ¿considera que es una buena idea?

Me parece una buena idea. Alguna vez hemos hecho algún intento, pero es difícil que si no nos convoca un ministro nos reunamos los consejeros. Pero me parece una muy buena idea. Sería muy interesante que se celebrara ese foro entre consejeros y que habláramos el tiempo que hiciera falta, para luego trasladar esas inquietudes al Ministerio y que el Interterritorial fuera más de tomar acuerdos sobre algo que ya hemos debatido previamente nosotros.

¿Qué valoración hace del conflicto que se ha producido entre algunas comunidades en relación a la asistencia sanitaria en zonas limítrofes?

Creo que es terrible. Es cierto que esto viene un poco propiciado por la crisis y a nosotros nos ha pasado también. Hay que evitar este tipo de situaciones. Espero que por el bien de todos y con un ministerio importante estas cosas se acaben.

Al comienzo de la entrevista señalaba que el problema del Sistema Nacional de Salud no es la eficiencia sino la financiación, ¿considera que los presupuestos deben ser finalistas?

Creo que más que finalista sigo pensando que es un problema de financiación. Como apuntábamos antes, casi el 50 por ciento del presupuesto de la comunidad autónoma va a sanidad. Entonces si la financiación fuera mayor, seguiría siendo ese 50 por ciento para sanidad, con lo cual no tendríamos problemas. Ya con el dinero que ahora mismo hay para sanidad es insuficiente, entonces como es insuficiente las comunidades autónomas ponen más dinero del que se supone que iba para sanidad, luego no me sirve de nada que sea finalista.

Por último, ha hecho referencia a lo largo de la entrevista a un ministerio fuerte, ¿a quien ve la Consejera de Murcia al frente de esta cartera en el próximo gobierno? Se habla de Ana Pastor, ¿cuál sería un candidato óptimo desde su punto de vista?

Yo no tengo un candidato. Sin duda, Ana Pastor ha sido una muy buena ministra de Sanidad. Yo diría que la mejor ministra de Sanidad que ha pasado por España. Pero esto depende del futuro presidente, de Mariano Rajoy que tendrá que ser el que decida cuál es su equipo. De momento, como era de esperar, todos los nombramientos están siendo muy acertados con lo cual confiamos plenamente en que el equipo que el elija será el mejor para España.