Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Jueves, 21 de noviembre de 2013, a las 16:07
Carlos Cristóbal. Málaga
"Debemos mirar menos hacia la curación, y más a la prevención". Con esta premisa ha abierto la presidenta de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Pilar Román, la XXXIV edición del Congreso Nacional de la entidad, que se celebra en Málaga. Un encuentro en el que se analizarán diversas iniciativas entre las que Román ha destacado el registro 'Riete' de pacientes con enfermedad tromboembólica, conformado por 49.000 pacientes de 200 hospitales de todo el mundo.

Ricardo Gómez Huelgas, presidente de los comités organizador y científico del Congreso; Pilar Román, presidenta de la SEMI; y Emilio Casariego, vicepresidente de la entidad.

Durante la presentación del Congreso, la presidenta ha mostrado su postura sobre la situación del sistema sanitario en el entorno de crisis actual. "Debemos cambiar, y eso nos incumbe tanto a los profesionales como a los pacientes", ha asegurado antes de abogar por un fomento de la prevención que debe empezar "en la familia y en la escuela". "España es el país en que más veces se acude al médico, con una media de 11 visitas anules, y no estamos más enfermos que el resto", ha añadido afirmando que "la sanidad no tiene precio pero conlleva un coste, y entre todos debemos cuidar el sistema".

En lo que a las modificaciones que se requieren para mejorar, la presidenta de la SEMI ha reconocido que se hace "muy difícil" con el actual régimen estatutario, dado que "no se puede bonificar a quienes se adapten a ese cambio, ni tampoco desbonificar a quienes no lo hagan". En cuanto al papel del internista, ha sido rotunda afirmando que "nuestro rol debe cambiar".

Durante la rueda de prensa que ha abierto el Congreso, la presidenta de la SEMI ha incidido especialmente en una de las iniciativas que se abordarán: el registro 'Riete' de atención al paciente con enfermedad tromboembólica. Sobre este proyecto, puesto en marcha hace doce años y en el que actualmente hay incluídos 49.000 pacientes de 200 hospitales de todo el mundo, ha declarado que "contribuye a un cambio de la práctica clínica y sirve como guía al profesional para actuar de una determinada manera en función de las características del paciente".

Especial atención a la diabetes

Una de las enfermedades cuyo correcto abordaje más preocupa a los internistas es la diabetes, especialmente en el ámbito de la hospitalización. Sobre este aspecto se ha referido el presidente de los comités organizador y científico del Congreso, Ricardo Gómez Huelgas, para quien la especialidad se debe "reorientar hacia una visión más integradora que ofrezca una respuesta más individualizada". Sobre esta patología, que afecta a uno de cada tres hospitalizados, ha declarado que "hace que cualquier otro proceso se complique", por lo que ha incidido en la importancia de evitar episodios e hiper e hipoglucemia, tanto durante la estancia hospitalaria como en el momento posterior al alta.

Al margen de estos dos aspectos, el tratamiento de pacientes crónicos y pluripatológicos ocupa un lugar prioritario dentro de la cita. El motivo de ello lo ha explicado el vicepresidente de la SEMI, Emilio Casariego, para quien "el conocimiento que tenemos de pacientes con varias enfermedades es limitado". "Que la gente que viva más años es un logro, pero también complica las cosas a los médicos, y muy especialmente a los internistas", ha agregado.