10 dic 2018 | Actualizado: 12:40

Philips equipa al Instituto Cardiovascular Campo Grande

Cuenta con todos los servicios necesarios para darle al paciente un servicio integral

mar 20 enero 2015. 16.11H
Redacción. Valladolid
El Hospital Campo Grande de Valladolid ha puesto en marcha su Instituto Cardiovascular, dotado con alta tecnología de vanguardia de Philips- Su intención es construir “un centro de excelencia, vanguardia y alta tecnología enfocado al paciente con patología cardiovascular”, ofreciendo una atención global. Para ello cuenta con varias unidades especializadas, interrelacionadas entre sí: desde Cardiología a Hemodinámica, pasando por Electrofisiología, Cuidados Intensivos, Unidad de Cirugía Cardiaca, Angiología y Cirugía Vascular, Radiología Intervencionista, prevención de riesgo cardiovascular, enfermería especializada y anestesiólogos especializados.

Juan Sanabria, presidente de Philips Healthcare.

Según ha explicado el centro en un comunicado, el Instituto se apoya en el resto de servicios y unidades del Hospital Campo Grande, tanto asistenciales como no asistenciales. Además, ha apostado por invertir en nuevas tecnologías, instalando un equipo de última generación cuya característica más destacable es la baja radiación que reciben tanto los pacientes como los profesionales. Así, cuenta con una sala mixta de intervencionismo para la realización de procedimiento intervencionistas mínimamente invasivos guiados por Rayos X instalada por Philips.

Este equipamiento permitirá al centro “tratar patologías cardiacas realizando angioplastias coronarias, tratamiento de arritmias, implantes de marcapasos, incluso abordar de forma multidisciplinar el tratamiento de lesiones cardíacas complejas como la implantación endovascular de válvulas aórticas, la reparación de válvulas cardíacas o la corrección de defectos congénitos en niños y adultos sin necesidad de cirugía abierta”. Según resalta el centro, “además de evitar complicadas intervenciones y duros postoperatorios, los diagnósticos y terapias resultantes serán de gran confianza debido a la mayor calidad del equipamiento”.

Por último, el centro destaca en un comunicado que “la característica clave de este equipo es la baja dosis radiológica tanto para los pacientes como para los profesionales, sometidos habitualmente a una radiación muy superior en los sistemas convencionales. Allura Clarity aporta una calidad de imagen muy superior a la de tecnologías anteriores con una dosis radiológica muy inferior. De hecho, los estudios realizados con este equipo reconocen reducciones de dosis que superan el 70 por ciento en el área de la neuroradiología”.