Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Martes, 25 de noviembre de 2014, a las 18:15
Redacción. Oviedo
La junta de personal del Hospital San Agustín de Avilés ha culpado a la gerencia del Área Sanitaria III de impedir las reubicaciones internas después de no haber alcanzado ningún acuerdo. Este martes han tenido una reunión en la que se les ha comunicado que se consultará con el Sesoa cómo cubrir unas 200 plazas internas que hay vacantes.

La propuesta de la gerencia pasaba por cubrir las plazas según queden vacantes y "si lo consideraba oportuno", frente al modelo existente de una convocatoria conjunta una vez al año para todas. Los sindicatos temen que este cambio sea "un ocultismo para que las plazas queden para ciertas personas", en palabras de Trinidad Caminero, del Satse.

Ha criticado que tampoco se valorase la formación del personal aspirante a las vacantes y el temor de que las plazas estratégicas vayan a ser más de las habituales. "Creo que la negociación está cerrada por parte de ella. Ha engañado a la junta de personal y nos ha hecho perder el tiempo", ha indicado Caminero.

Respecto a la intermediación del Sespa es innecesaria en opinión de Garbiñe Rentería, del USAE. "No tiene sentido que se meta en movimientos internos cuando siempre ha sido así y se está haciendo igual en otros hospitales", ha dicho.
De este modo se pone fin a un año de negociaciones, según han indicado representantes de la junta de personal. "Un año y no se llega a un acuerdo. Todos habíamos aparcado cosas para que saliera adelante la reubicación", ha indicado Juan Muñiz, de CCOO.