16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Peña da su apoyo a los farmacéuticos andaluces y pide al Consejo Interterritorial que aborde la situación del gremio

Manuel Arenas, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, lideró el viaje a Madrid de diversos presidentes de Colegios

Miércoles, 18 de mayo de 2011, a las 18:27
Redacción / María Márquez. Madrid
La relación entre los farmacéuticos andaluces y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) vive su momento más tenso. Los profesionales se oponen a la subasta de medicamentos y el SAS ha respondido con el endurecimiento del convenio de prestación farmacéutica que entrará a vigor el 1 de junio y que se traduce en que ante la prescripción por principio activo, solo podrán elegir el fármaco en supuestos de "desabastecimiento y urgencia". A raíz de esta decisión unilateral, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof), Manuel Arenas, se trasladó ayer a Madrid junto a una amplia representación de colegios de la autonomía para pedir la intercesión de la presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) en este conflicto. La respuesta de Carmen Peña ha sido rotunda: “apoyo y colaboración”. En un comunicado, el Cgcof insta además al ministerio de Sanidad a que “aborde junto a las comunidades autónomas” la situación del sector farmacéutico.

Carmen Peña, presidenta del Cgcof, y Manuel Arenas, presidente del Cacof.

Tras la reunión, el presidente del Cacof, Manuel Arenas, señaló a Redacción Médica que permanecen a la espera de que el SAS fije la fecha de una reunión técnica en la que se discuta cómo se abordará la nueva dinámica de trabajo, mientras advirtió de las “consecuencias” que tendrá la decisión de la Administración para profesionales y pacientes.

Notoria contribución al ahorro

Por su parte, el Cgcof resalta en su comunicado “el esfuerzo económico que la farmacia andaluza viene ya realizando a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud”, cifrando en 807 millones de euros dicha contribución a raíz de los Reales Decretos 5/2000 y 8/2010, y apuntando que esta autonomía “ha sido pionera también en políticas de prescripción por principio activo e implantación de la receta electrónica, lo que ha significado un ahorro añadido para el Servicio Andaluz de Salud”.

La entidad que preside Carmen Peña se posiciona claramente junto al Cacof, con el que mantiene “una línea coordinada de trabajo”, y demanda la búsqueda “de soluciones conjuntas entre el SAS y el Cacof que favorezcan la sostenibilidad, evitando nuevas medidas de recorte, que serían acumuladas y totalmente injustas”. En el texto también pide la colaboración del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para abordar “junto con las comunidades autónomas, el sector farmacéutico y los profesionales sanitarios, un análisis real de la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, evitando medidas unilaterales que puedan generar inequidades en el acceso a la prestación y provocar el deterioro progresivo de las farmacias españolas”.