16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Pedro Hidalgo pide fidelizar a los médicos extremeños para que no emigren

Inaugura un nuevo curso de la Escuela MirAr para residentes

Sábado, 12 de noviembre de 2011, a las 17:38

Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, en un momento de su discurso.

Redacción. Mérida
El Colegio de Médicos de Badajoz ha inaugurado un nuevo curso de la Escuela MirAR de Olivenza, donde este año están preparando el examen MIR 77 alumnos.

Su presidente, Pedro Hidalgo, ha señalado que en la actualidad “Extremadura necesita especialistas formados en nuestro sistema, con la intención de que se fidelicen a nuestra región”.

En este sentido ha apuntado que para dicha formación es imprescindible reconocer qué se necesita en el sistema sanitario para su mejora.

Al mismo tiempo, el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz ha destacado que la Escuela MirAR necesita avanzar, ya que “no podemos quedarnos en la ilusión de formar a nuestros alumnos en Extremadura, sin necesidad de que tengan que salir fuera para ello”, por lo que ha pedido a todos los implicados “un mayor esfuerzo para mejorar las instalaciones y los servicios” que se prestan en la actualidad.

Hidalgo ha recordado que el compromiso del Colegio de Médicos de Badajoz está “con la formación de los futuros médicos, en estrecha colaboración con la Facultad de Medicina, como puente entre la salida de la facultad y la vida profesional”.

Mientras la consejera de salud y política social, Jerónima Sayagués, ha apuntado que es cierto que en la actualidad se necesitan especialistas en Extremadura, aunque resaltado que con este tipo de iniciativas como la Escuela mirAR está convencida de que a corto plazo la situación revertirá. Sayagués, en la inauguración, ha asegurado que se está trabajando para mejorar la calidad de la asistencia sanitaria, así como del ámbito docente e investigador, para de esta forma hacer más atractivo el sistema de salud para los futuros médicos extremeños.

Este centro de formación de alto rendimiento está gestionado por el Colegio de Médicos de Badajoz a través de un acuerdo con la Consejería de Salud y Política Social, el Ayuntamiento de Olivenza y a Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura.