Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:50

Paulo Buss analiza el impacto de la crisis económica en la salud de la población

El vicepresidente ejecutivo de la OMS y la especialista en políticas de salud y salud global Sonia Fleury ofrecieron una ponencia sobre la reforma sanitaria del sistema de salud de Brasil

Lunes, 21 de marzo de 2011, a las 15:23

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Consejería de Sanidad ha recibido al vicepresidente ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Paulo Buss, y a la especialista en políticas de salud y salud global Sonia Fleury con el objetivo de celebrar una conferencia-coloquio que ha podido seguirse por videoconferencia desde las siete direcciones de Área y los cuatro hospitales de referencia, expertos que visitan estos días la isla de Gran Canaria con motivo de la celebración del IV Seminario Atlántico de Pensamiento: Latinoamérica, Laboratorio Mundial.

Fleury, Buss y O´Shanahan.

Sonia M. Fleury ha destacado la importancia que concedieron a los Consejos de Salud y las Conferencias, organismos claves que favorecieron la transformación democrática sanitaria de Brasil bajo la consigna "salud es democracia y democracia es salud". Según ha explicado la experta a los asistentes, "era necesario mantener un espíritu de movimiento que viniera desde abajo con alto nivel de participación al tiempo que institucionalizar esa participación, desde el Estado hasta las municipalidades pero al mismo tiempo, desde el Estado hacia la sociedad y en el cruce de esos dos movimientos, situarnos y construimos un sistema muy fuertemente descentralizado pero con niveles de participación paritaria, 50 por ciento sociedad, 50 por ciento gobierno, en todos los niveles", creando lo que denominaron los Consejos de Salud.

Junto con el papel de los Consejos de Salud, que son permanentes, ha resaltado la importancia de las conferencias, que se dan en todas las áreas de la política pública cada cuatro años para discutir temáticas particulares. "Se elige una temática y se discute desde el nivel local hacia el nivel nacional durante un largo periodo, generando proposiciones políticas para culminar con una gran asamblea en la que se llega a un gran acuerdo posible sobre ese tema, que aunque no es vinculante lo que se delibera, se crea una voluntad política, con todas las dificultades que ello conlleva pero creando movilización y generando un espíritu de movimiento, que es lo importante", ha apuntado Fleury.

A las palabras de la experta, Paulo Buss ha añadido que la democratización del sistema "no solo pasa por garantizar la participación de la gente en la discusión sobre la política y qué debe hacer el sistema, debe también garantizar el acceso y la calidad del mismo, dos puntos fundamentales de cualquier sistema de salud".

Durante su intervención, Buss ha destacado que lo más importante es la concepción que denomina cooperación estructurante en salud, esto es, que los proyectos aislados no son la solución, que hay que armonizar las propuestas de los países colaboradores para que sean aceptadas por quien lo necesita y para que el resultado sea efectivo.

Es imprescindible, por un lado, crear instituciones sustentables que permanezcan, escuelas para formar técnicos que África necesita urgentemente, para que manejen los servicios de salud, y que las instituciones nacionales de salud sean capaces de hacer diagnóstico precoz, prevención, dar respuesta a los problemas de la población, así como mantener alineamiento con las políticas que esos países quieren desarrollar, ayudándoles a construir las instituciones y a formar a su gente, porque además "Canarias creció así, y Brasil se desarrolló también de esta forma".