Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Pascual: “Los clínicos deben formarse en gestión”

El papel de la AP y evitar el régimen funcionarial para el médico, defendidos por Ortún y Via

Jueves, 30 de mayo de 2013, a las 01:12

María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Las comparecencias en la Subcomisión para el análisis de los problemas estructurales del sistema sanitario van llegando a su fin y los expertos intentan no repetir los argumentos de sus predecesores. Las aportaciones de este miércoles (Vicente Ortún, Josep María Via y César Pascual) han llevado la atención hacia el primer nivel asistencial, el régimen laboral del facultativo y la formación en gestión del clínico.

Financiación-cápita, la más adecuada

César Pascual.

El gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, César Pascual, ha aportado a la Subcomisión un decálogo de propuestas que, como apunta, “no requerirían grandes cambios sustanciales” y a las que habría que añadir otras "de más calado". Entre las primeras, resalta el impulso a la gestión clínica; la provisión de puestos de trabajo en base a competencias profesionales; la integración asistencial en una única organización o la “financiación-cápita e intercentros”. En este último punto, explica que la financiación por producción resulta inflacionista y por resultados “rompe la equidad”.

Pero si hay un pilar que destaca de forma especial es la necesidad de extender la formación en gestión al médico y el enfermero ya que, en definitiva, en muchas ocasiones tienen la potestar de distribuir grandes sumas de dinero.
 

Atención Primaria, la piedra angular

Vicente Ortún.

Un sistema sanitario más eficiente pasa inevitablemente por una “renovación” de la Atención Primaria (AP). Así lo defiende el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Vicente Ortún, quien exceptúa a los pacientes pluripatológicos a la hora de señalar la asistencia del médico de AP como la opción más oportuna en muchas ocasiones, al poseer una visión global del paciente que puede evitar interacciones farmacológicas no deseadas. En el capítulo de gasto, apunta que hasta un 20 por ciento “puede suprimirse mejorando la salud de la población”, evitando “intervenciones inútiles, cesáreas no indicadas… etc”. Con esta radiografía del SNS, las soluciones también pasarían, para Ortún, por una “planificación estructural” que tenga en cuenta factores de índole diversa, como la distribución hospitalaria o el estudio de determinadas especialidades, como la de Medicina Familiar y Comunitaria, que está perdiendo tirón, según explica, entre los residentes.
 

 

Josep María Via.

‘No’ al médico funcionario

“En términos de salud estamos muy bien en comparación con la Unión Europea y la OCDE, lo cual no quiere decir que no debamos tomar medidas estructurales y de gestión importantes”. El mensaje que el presidente del Parc de Salut Mar ha trasladado a la Subcomisión es optimista, si bien identifica debilidades importantes del SNS. Definición de cartera de servicios, necesidad de equiparar los copagos sanitarios en España a los de la mayoría de la UE, y reconsiderar “el papel de la Administración en la gestión” son, para Via, retos urgentes. En recursos humanos, una recomendación clara: la “lógica funcionarial” no es válida. “No tiene futuro transformar a los médicos en funcionarios, y que con los recortes se acabe teniendo una masa de gente descontenta y mal pagada”, ha apuntado. El número de profesionales es, en su opinión, excesivo y alejado notablemente de la media europea. “Están muy ubicados en Atención Primaria, con baja productividad. Necesitamos menos facultativos, mejor pagados y más estimulados”, ha concluido.