Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Palacios aplaza el traslado de las urgencias del Rosell

Asume que la Consejería “no ha sabido transmitir los planes para la asistencia sanitaria a la población y a los profesionales”

Miércoles, 30 de octubre de 2013, a las 11:19

Redacción. Murcia
Tras la reunión mantenida con los representantes de las asociaciones que convocaron la manifestación en contra del traslado de las Urgencias del hospital de El Rosell, en Cartagena, la Consejería de Sanidad y Política Social ha dictaminado que la unificación de las Urgencias "no se va a realizar hasta que la nueva Gerencia del área, que acaba de iniciar su trabajo, lleve a cabo la implantación del nuevo modelo en la puerta de Urgencias de Santa Lucía y ésta mejore sus resultados".

Mª Ángeles Palacios.

De esta forma, Sanidad ha trasladado a los representantes de la plataforma el calendario completo de actuaciones para el futuro del área sanitaria de Cartagena. La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, junto al secretario general de la Consejería, Martín Quiñonero, y el gerente del Servicio Murciano de Salud, José Antonio Alarcón, recibieron a los integrantes de la Plataforma para explicar todas las actuaciones que hay previstas para el futuro del Área II de salud, integrada por los municipios de Cartagena, Fuente Álamo, Mazarrón y La Unión, resolver las dudas y escuchar sus planteamientos.

Palacios comentó que en el encuentro se explicaron "los planes que tenemos para el área, de una forma global, y ha sido muy beneficioso escuchar las dudas de la Plataforma respecto a estos planes". Sanidad ha ofrecido a la Plataforma y a los profesionales mantener reuniones de forma periódica para ir conociendo los cambios previstos en la asistencia sanitaria del área, cuyo objetivo principal es, según la consejera, "convertir al complejo hospitalario que forman el Rosell y Santa Lucía en un modelo asistencial completo que ofrezca una asistencia acorde a las posibilidades que tiene el área, dada su singularidad".

En opinión de Palacios, "las circunstancias en las que hemos explicado los cambios previstos hasta ahora han sido muy desfavorables, y es comprensible que se haya producido una falta de entendimiento, por eso era importante hablar, explicar y escuchar".

La consejera asume que "no hemos sabido transmitir los planes para la asistencia sanitaria a la población y a nuestros profesionales, que, además, han coincidido con otros hechos que nada tenían que ver con estas decisiones", y reconoce que "ahora debemos tener en cuenta aspectos como el cambio en la dirección del área, los cambios en el Servicio de Urgencias y, por supuesto, la importante movilización de la población".

Para la consejera, "es importante que sepamos aceptar el diálogo, igual que lo es que podamos explicar todo aquello que no ha llegado a los ciudadanos, porque nuestra intención sigue siendo, como ha sido siempre, que el Rosell sea un hospital importante para Cartagena y su área, como complemento del gran hospital que es Santa Lucía". De la misma forma, añade que "la unificación de las Urgencias y la creación de una unidad especial para crónicos forman parte de un plan para mejorar la asistencia en el área, no al revés".

Palacios indicó que "con Santa Lucía y el Rosell tenemos un complejo hospitalario que ya es referencia regional, mientras que si los separamos y duplicamos servicios, y dividimos el área, obligando a que los usuarios sean de un hospital o del otro, tendríamos dos hospitales con menor capacidad de resolución, y nosotros queremos que Cartagena sea una referencia en la Sanidad de la Región".