19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Pajín cumple 5 meses como ministra sin convocar su segundo Consejo Interterritorial

En 2010, Jiménez celebró cuatro reuniones en casi el mismo plazo de tiempo

Viernes, 25 de marzo de 2011, a las 13:35
María Márquez. Madrid
Acaba el mes de marzo sin Consejo Interterritorial. Así lo han confirmado fuentes ministeriales teniendo en cuenta que "la comisión delegada" que prepara la reunión "no se ha convocado" ni hay previsión de ello en los próximos siete días. La ministra Leire Pajín roza su primer semestre en el cargo habiéndose reunido solo una vez con los consejeros en Santiago de Compostela, el 9 de diciembre. Por entonces, una sonriente Pilar Farjas ejercía de anfitriona sin prever la tormenta que se avecinaba: un mes de reuniones y ni la consejería gallega ni el Ministerio vislumbran el consenso ante el conflicto competencial provocado por el catálogo gallego priorizado de medicamentos. Además de la presentación de varias leyes aún en el tintero (Cuidados Paliativos, Seguridad Alimentaria), un colectivo profesional espera de forma especial esta reunión, los enfermeros, ya que al parecer en ella podría darse el visto bueno a la indicación enfermera.

Leire Pajín rodeada por los consejeros convocados para el Interterritorial del 9 de diciembre en Santiago de Compostela.


Pajín se desmarca así del intenso calendario de reuniones de su antecesora Trinidad Jiménez, que en seis meses recibió hasta cuatro veces a los consejeros (10 de febrero, 18 de marzo, 31 de mayo, 21 de julio). Fuentes consultadas por Redacción Médica indican que la directriz es que en cada trimestre se convoque al menos una vez a los titulares autonómicos de Sanidad y sin embargo la actual ministra, en el Paseo del Prado desde el 21 de octubre, solo los ha citado en Santiago de Compostela. Fue el Consejo Interterritorial del anuncio de la unidosis y de la preocupación por la sostenibilidad del sistema, entre otras cuestiones. Para apaciguar los ánimos en el terreno económico, la ministra presentó el proyecto de orden ministerial de aumento del 80 al 100 por ciento la compensación de los costes de las CCAA por la prestación de la asistencia sanitaria de los pacientes desplazados.

El decreto de troncalidad y la indicación enfermera son dos de las cuestiones que más se están resistiendo al consenso de este órgano. A esto hay que añadir la tensión avivada en las últimas semanas con la consejería gallega de Sanidad. Tras el fracaso de una solución  dialogada al conflicto competencial que el Gobierno ha presentado ante el Tribunal Constitucional (TC) sobre el catálogo gallego priorizado de medicamentos, ahora son los servicios jurídicos los que ‘pelean’ porque no sea el TC el que tenga finalmente que pronunciarse. Pero lo cierto es que la cordialidad entre Farjas y Pajín no vive su mejor momento después de que Galicia rechazase el pasado 17 de marzo una reunión entre los servicios jurídicos de ambas entidades en Madrid.