20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

País Vasco y Cantabria piden “soluciones nacionales” para zonas limítrofes

Sáenz de Buruaga reclama el reestrablecimiento de la asistencia sanitaria de los pacientes castreños en centros vascos

Viernes, 03 de febrero de 2012, a las 17:00

Redacción. Bilbao
El consejero vasco de Sanidad y Consumo de País Vasco, Rafael Bengoa, y la vicepresidenta y consejera cántabra de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, han coincidido este viernes en la necesidad de diseñar soluciones nacionales para regular la atención a poblaciones limítrofes. Ambos han asegurado que el único intercambio posible es el de asistencia por asistencia, siendo siempre protagonista y eje el paciente y sus necesidades, y basada en los principios de colaboración, coordinación, calidad y solidaridad.

María José Sáenz de Buruaga y Rafael Bengoa.

Bengoa ha asegurado que el encuentro ha fortalecido las relaciones con Cantabria y ha destacado el “buen entendimiento” que se ha dado en la reunión. No obstante, el consejero ha subrayado la necesidad de establecer un ‘modus operandi’ nacional para resolver la asistencia sanitaria en territorios limítrofes entre autonomías.

En el marco de este encuentro la consejera cántabra de Sanidad y Servicios Sociales ha solicitado a su homólogo en País Vasco que se retome en el Hospital de Cruces y en el ambulatorio de Areilza, dependiente del Hospital de Basurto, la atención a pacientes de la localidad cántabra de Castro Urdiales en diferentes especialidades, a pesar de que dispongan de las mismas en un ambulatorio de dicho municipio. El consejero vasco de Sanidad se ha mostrado dispuesto a analizar dicha solicitud y a valorar las razones por las que ahora se pide modificar una relación previamente pactada y consensuada con el anterior Gobierno cántabro (formado por PRC y PSOE) durante los últimos meses de 2010 y que se puso en vigor el 1 de enero de 2011, tal y como ambas partes habían dispuesto.

Sáenz de Buruaga ha anunciado próximas reuniones para seguir cruzando información, concretar el flujo de pacientes y seguir avanzando en esta cuestión, que también será abordada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La Rioja quiere una solución “definitiva” a la atención de pacientes vascos y navarros

José Ignacio Nieto, consejero de La Rioja.

Por otra parte, el consejero de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, José Ignacio Nieto, ha afirmado este viernes que le "gustaría" que se alcance un acuerdo definitivo en materia de atención sanitaria con pacientes vascos y navarros de localidades limítrofes a La Rioja. "Me gustaría que haya una solución definitiva", ha añadido, para a continuación asegurar que "tenemos voluntad de que así sea, pero los acuerdos siempre llegan entre dos partes, y sino no sería acuerdo, sería imposición". En estos momentos existe un acuerdo transitorio que finaliza el 29 de febrero.

En este sentido ha apuntado que la semana que comienza se reúnen representantes de la Administración riojana y vasca para "hacer el seguimiento del acuerdo transitorio, que está funcionando con absoluta normalidad. Estamos atendiendo a los pacientes que nos derivan y como nos comprometimos estamos haciendo un control exhaustivo de los que recibimos y lo que les hacemos, y también de los que les enviamos". Nieto no ha querido desvelar el día de las reuniones tanto con Navarra como con el País Vasco, porque "ayuda mucho más para mantener la normalidad, y por nuestra parte lo vamos a seguir haciéndolo así, mientras no nos obliguen a otra cosa".