Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

País Vasco pedirá en septiembre que se levante la suspensión a su decreto

Su defensa se basará en un voto discrepante recogido en el dictamen del Consejo de Estado que respalda su actuación

Viernes, 27 de julio de 2012, a las 14:04
Redacción. Bilbao
El Ejecutivo vasco ha anunciado su intención de presentar en septiembre alegaciones al recurso del Gobierno contra su decreto sanitario, aprobado el pasado 26 de junio, con el fin de que se levante la suspensión cautelar decretada por el Tribunal Constitucional. Fuentes del Gobierno de Patxi López han precisado que los servicios jurídicos de País Vasco van a empezar a elaborar de manera inmediata las alegaciones al recurso para evitar la aplicación del copago en la comunidad.

Patxi López, lehendakari.

En este sentido, los servicios jurídicos van a trabajar en esas alegaciones durante agosto, mes inhábil para poder presentarlas, con el fin de lograr registrarlas el primer día hábil de septiembre. Con esas alegaciones, el Gobierno vasco cree que hay posibilidades para poder lograr su objetivo, y que se haga "cuanto antes". En este sentido, precisan que el dictamen preceptivo por parte del Consejo de Estado cuenta con un voto discrepante por parte de Miguel Herrero de Miñón en el que considera que el Gobierno vasco tiene competencias y capacidades jurídicas propias para poder elaborar este decreto, un argumento que servirá como base de la alegación vasca.

No afectará a los bolsillos de los pensionistas

Por otra parte, han indicado que los servicios jurídicos también están trabajando ya en buscar fórmulas compensatorias en el caso de que no prospere su petición. En concreto el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha afirmado que en País Vasco el copago farmacéutico no tendrá impacto sobre "los bolsillos de los pensionistas", ya que se buscarán "compensaciones" y ha añadido que, de momento, en agosto los usuarios de la sanidad vasca podrán retirar sus recetas "en las mismas condiciones que hasta ahora" y tardarán dos o tres meses en poner en marcha el sistema para la aplicación del copago.

El consejero, que ha señalado que todavía no han recibido "comunicación formal" de la decisión por parte del Constitucional, ha precisado que tienen un plazo de 20 días para presentar las alegaciones una vez recibida esa comunicación. Bengoa ha asegurado que, posteriormente, el TC tiene cinco meses para tomar una decisión. Bengoa ha indicado que, mientras que se espera a la resolución final, están obligados a empezar a poner en marcha los sistemas de información y prescripción para la aplicacion del copago, lo que, según ha precisado, va a tardar "de dos a tres meses".