21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

País Vasco, la que más presupuesta por habitante y año

Descenso de interinidad y contratos eventuales es, además de la jubilación forzosa, el mayor impacto de los recortes para las plantillas

Miércoles, 01 de febrero de 2012, a las 18:48
María Márquez. Madrid
El colectivo de profesionales sanitarios lleva meses enfrentándose a recortes que afectan al descenso de interinidad y los contratos eventuales, y provocan la jublación forzosa con limitadas tasas de reposición. Es uno de los panoramas descritos por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) en su informe sobre recortes sanitarios en las comunidades autónomas, presentado ayer por su portavoz, Marciano Sánchez Bayle. Atendiendo a presupuesto por habitante y año, País Vasco es la autonomía mejor parada en dicho balance, con respecto a una media que baja 84,76 euros atendiendo a lo destinado en 2011, y 140,13 euros si la comparación es con 2010. La “peor” en los distintos parámetros es, según Sánchez Bayle, la Comunidad Valenciana, seguida de cerca por Murcia, Galicia y Cataluña.

Fuente: 'Informe sobre los recortes sanitarios en las comunidades autónomas'. Fadsp.

Marciano Sánchez Bayle.

Con tres autonomías que todavía no han aprobado sus presupuestos para 2012 o se atienen a prórrogas (Extremadura, Cataluña y Asturias), la Fadsp se ha basado en cinco parámetros (financiación, personal, tasas y copagos, prestaciones, privatizaciones) para concluir que País Vasco principalmente, y también Andalucía, son las dos únicas autonomías cuyas medidas ante la crisis económica han repercutido menos en la calidad asistencial y el ejercicio profesional. La autonomía que dirige José Antonio Griñán, es una de seis que ha aumentado su presupuesto sanitario por habitante (52,74 euros) con respecto a 2011, mientras que de las restantes, nueve lo han bajado y el Principado de Asturias lo ha mantenido (1.495,9 euros). En cuanto a los incrementos “más significativos”, Sánchez Bayle señala a Andalucía y Baleares, y entre los descensos más acuciados, el análisis habla de los 104,13 euros de Comunidad Valenciana, 164,21 euros de Cataluña o los 127,01 euros de Murcia.

El aumento de horas de trabajo y la disminución de las plantillas es un ‘mal extendido’ por prácticamente toda la geografía española, aunque una de las características que más preocupa a la Federación es la pérdida de derechos en la incapacidad transitoria “por el riesgo para los usuarios (contagios gripe etc.)". La carrera profesional está paralizada en cinco autonomías (Galicia, Baleares, Valencia y Castilla-La Mancha), a lo que la Fadsp añade la disminución de otros conceptos retributivos.

Hacia el modelo USA

Para Sánchez Bayle, la puesta en marcha de tasas por receta (Cataluña) o de renovación por tarjeta sanitaria individual (Galicia, Baleares) supone “una ilegalidad fragante en la que el Ministerio no ha tomado cartas”. El informe destaca los cierres de instalaciones, ambulancias, y períodos de carencia haciendo especial hincapié en las decisiones tomadas en Galicia. Por último, en cuanto a las ‘privatizaciones’, Sánchez Bayle pronostica que la extensión de la gestión privada busca que el modelo español “tienda hacia el modelo estadounidense”, si bien por el momento ya se pueden encontrar referencias con respecto a “Reino Unido, Alemania y Francia”.