Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

País Vasco y Castilla y León se suman a las críticas en contra del copago

El presidente castellanoleonés Juan Vicente Herrera ha asegurado que, desde hace tiempo, mantiene conversaciones con presidentes autonómicos que también se opondrán a la medida

Sábado, 21 de septiembre de 2013, a las 12:24

Redacción. Madrid
A las críticas de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), en palabras de su presidente José Luis Poveda, y la intención de Andalucía de solicitar al Ministerio que rectifique el copago en fármacos hospitalarios, nuevos actores se han sumado a este desacuerdo, en este caso País Vasco y Castilla y León.

Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León y el consejero vasco Jon Darpón.

Así, como era de esperar,el consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, ha considerado "inadecuada" la resolución del Ministerio de Sanidad por la que se aplicará un nuevo copago a los medicamentos de dispensación ambulatoria en el hospital y ha advertido de que las farmacias hospitalarias "no están administrativamente preparadas" para esta aplicación, prevista a partir del 1 de octubre.

Darpón ha explicado que no entiende que haya que aplicar esta medida a personas afectadas por "enfermedades crónicas importantes" como procesos oncológicos, por esclerosis múltiple, por hepatitis o por artritis reumatoide. Asimismo, ha advertido de que las farmacias hospitalarias "no están las administrativamente preparadas" y que aunque lo estuvieran, consideran que este copago es "mucho más inadecuado que el anterior". Por otro lado, el titular de Salud vasco ha explicado que no le parece "cortés" que el Ministerio no haya anunciado la publicación esta medida ni en qué términos, y ha criticado que la han conocido con su publicación en el BOE.

Sí que ha sorprendido más la postura castellanoleonesa, tras conocer que su presidente, Juan Vicente Herrera, se dirigirá al Gobierno para que "no llegue a aplicarse" el copago de las medicinas que se dispensan en los hospitales a enfermos crónicos y de larga duración.

Herrera ha asegurado que, desde hace tiempo, mantiene conversaciones con presidentes autonómicos que también se opondrán a la medida. En su opinión, se trata de una postura "que hay que defender por coherencia y porque se trata de medicamentos que los pacientes deben consumir necesariamente y no se aprecia que vaya a producir ningún ahorro razonable". Herrera ha señalado que al igual que está de acuerdo con la filosofía general de racionalización y ahorro que imprime el copago, en el caso de las medicinas de dispensación hospitalaria para crónicos desea que esta medida no se llegue a aplicar y se quede en una propuesta que no entre en vigor, al igual que ocurrió con la aplicación del copago a los fármacos hospitalarios que se incluía el año pasado entre las propuestas del paquete de racionalización del uso del medicamento y reducción del gasto público.

Juan Vicente Herrera ha añadido que hará esa petición por coherencia, por preservar el ámbito de la farmacia hospitalaria -especialmente en casos graves en los cuales no puede hablarse de nuevas pautas de conducta en la utilización de medicamentos- y por racionalidad. El presidente de Castilla y León se ha mostrado, sin embargo, satisfecho con los efectos generales del copago de las recetas en las farmacias, que ha considerado una "medida efectiva" para un sistema de pago más justo, en función de la renta y no en función de si el trabajador era activo o pasivo.